Mino D’Blanc

La noche del domingo 8 de mayo se transmitió por Azteca Uno el décimo primer episodio de “MasterChef Junior”, en la que la temática fueron los “Colores”, elemento muy importante a resaltar dentro de la gastronomía que evoca todos los sentidos en el momento justo de ser presentado un platillo.

Los nueve participantes iniciaron con una prueba rápida que fue elaborar el mayor número de tortillas de maíz en diez minutos con la complejidad de pintar la masa de colores naturales y obteniendo la humedad y flexibilidad características de éstas.

Los ganadores y por consiguiente capitanes de los tres equipos fueron Carlos con 11 piezas y un empate entre Sofi y Esaú con 8 bien logradas.

La manera en la que quedaron conformados los tres equipos se definió a través de fichas con las caras de los participantes, quedando de la siguiente manera: equipo amarillo: Carlos, Xavi y Germán; equipo rojo: Sofi con Alan y Renée y equipo azul: Esaú con Zoé y Naty.

Primer Reto: la obtención de su platillo a través de gráficos en un pizarrón y sin hablar fue el pedimento en el que uno de los miembros de cada equipo tuvo que desempeñar lo mejor posible para que sus compañeros pudieran adivinar el plato que les tocó y que se definió al entregarles un sobre a cada uno de los capitanes. Les dieron 60 minutos para dibujar, emplatar y mercado abierto.

Fue un reto tedioso dadas las condiciones para su elaboración en las que Alan, Zoé y Xavi trataron de hacer su mayor esfuerzo para que su equipo descifrara el plato que les había tocado. No obstante, Zoé, del equipo Azul, fue quien por más que trató no pudo tener buena comunicación gráfica sintiéndose frustrada durante todo el reto. También Xavi, del Amarillo, tuvo sus complicaciones y en momentos el trabajo bajó presión lo sobrepasó.

El equipo Amarillo con Alan de intérprete fue el que mejor fluyó y ganó el reto al acertar el platillo y que fueron “Enchiladas Suizas Verdes con pollo”, obteniendo buenos comentarios en general.

Reto de Salvación: en dicha prueba unos merengues definieron el color con el que Esaú, Naty, Zoé, Xavi, Carlos y Germán entintaron su plato. La principal encomienda fue crear la totalidad en todo su esplendor a partir de ingredientes naturales.

En esta cocinada el famoso Capi Pérez fue el invitado de la noche y también el malo de la película al cambiar en el último momento a los participantes los colores con los que inicialmente cocinarían y que ya contaban con todos sus ingredientes que obtuvieron del mercado, causando el asombro entre los cocineritos que pusieron a prueba sus capacidades parar resolver la inesperada situación.

Todos se vieron muy apurados tratando de resolver sus preparaciones e improvisar con o que les había tocado, unos más favorecidos que otros por el repentino cambio. Xavi fue el más afectado en un principio sin lograr poner orden a su cabeza, Zoé se apreció sería, pero confiada en lo que estaba haciendo al igual que Ezaú. Germán en momentos estuvo en apuros además de presentar algunas molestias por la condición de sus rodillas.

Naty lució en todo momento relajada y enfocada en sus preparaciones, comportamiento que la ubicó en balcón con su propuesta “Moradito con Rojito”, su carne resultó en el término perfecto y la calificaron como una explosión de sabor y color en morado.

-El Festejo: antes de iniciar el último reto, la chef Betty Vázquez fue sorprendida con un emotivo homenaje en el que se enaltecieron sus diez temporadas consecutivas dentro de “MasterChef” y le entregaron un reconocimiento. Además, recibió mensajes de felicitación de algunos ex participantes como Clarita, Pablo, Roy, Bertha, Cynthia, entre otros, experimentando un gratificante momento. La chef comentó: “cada uno es parte de mí y los últimos siete años han sido magia, gracias”.

-Reto de Eliminación: el momento más oscuro llegó para Germán, Xavi, Carlos, Esaú y Zoé, al descubrir que el platillo que los salvaría era ni más ni menos que un “Plato Negro”, en el que además de la obtención del color, tenía que complementarse con un buen sabor y presentación digna a estas alturas de la competencia en un tiempo de 60 minutos para su ejecución y tres minutos en el mercado.

Antes de arrancar sus preparaciones Diego, ganador de la segunda edición Junior, les impartió una útil y valiosa Master Class para logar el color requerido con la debida utilización del ingrediente primordial.

Todos siguieron los consejos de los tres chefs y lo aprendido en su clase para hacer su mejor versión descubriendo nuevas formas de trabajo.

El primero en pasar fue Xavi con un pescado en salsa de ostión, Carlos presentó un spaguetti con camarón y Germán una pasta con salmón. Por su parte, Esaú preparó un mole con arroz y la pequeña Zoé improvisó con una creación de “brown pops”.

Xavi se llevó los mejores comentarios al obtener un plato con el color requerido, presentación y equilibrio en sabor que lo subió a balcón.

En el caso de los otros cuatro participantes, Carlos no cumplió ya que le faltó color y estaba salada su pasta; Germán falló en la cocción de su pasta y la apariencia del color era gris; el mole de Esaú fue soso y sin sazón y Zoé solo cumplió con el color dejando mucho que desear de su platillo.

Desafortunadamente, el sinaloense Germán Montero Jr. con su propuesta de “Pasta Negra con Salmón”, fue el doceavo participante que entregó su mandil y abandonó el privilegiado “Team de mejores cocineros”.