Femsa, Marinela, Coca-Cola, Grupo Modelo y distribuidoras de gas LP podrían dejar de repartir sus productos en los municipios del denominado ‘Triángulo Rojo’ debido a que en los últimos meses se han incrementado los robos con violencia y saqueos de sus unidades. En los últimos días al menos a cuatro repartidores los despojaron sus unidades las cuales fueron abandonadas sin mercancía en municipios cercanos.

Aseguraran que de continuar el robo a repartidores de refrescos, cerveza, jugos, galletas, alimentos perecederos y gas LP, optarán por ingresar en convoys a realizar la entrega de las mercancías, principalmente en Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo, Tlacotepec de Benito Juárez, entre otros.

Actualmente las rutas de distribución de dichas empresas en las comunidades de Palmar de Bravo ya fueron suspendidas y sólo están dejando producto en la cabecera municipal, motivo por el cual los tenderos y demás habitantes acuden hasta el centro del municipio a abastecerse.

En los últimos días se han logrado recuperar cinco unidades las cuales fueron saqueadas. Se trata de dos tractocamiones propiedad de la empresa Grupo Modelo, los cuales fueron abandonados en el municipio de Yehualtepec. Además de una camioneta repartidora de la empresa de gas ‘Sonigas’ abandonadas en Tecamachalco y el pasado fin de semana un repartidor de la empresa ‘Lala’ fue asesinado en Quecholac al resistirse a un asalto.

Cabe señalar que según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en los municipios del denominado ‘Triángulo Rojo’ se duplicaron los robos a camiones de carga en el periodo enero-julio con respecto del 2016.

Texto originalmente publicado por: Puebla en Línea