• “El ébola, los conflictos armados y sus consecuencias están todos los días en los titulares de los medios y es justo que sea así. Pero las muertes relacionadas con el trabajo no son divulgadas del mismo modo”: Guy Ryder Líder de la OIT

El Economista

“Muchas más personas mueren por culpa del trabajo que por los conflictos en el mundo”, afirmó Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); al año fallecen alrededor de 3 millones de personas por accidentes o enfermedades laborales. “Esta es una situación inaceptable”.

El director de la OIT expuso estas cifras como uno de los motivos por los cuales México debería ratificar el Convenio 187 del organismo, una herramienta que tiene como propósito la mejora continua de las acciones para promover los entornos laborales seguros y saludables.

A las alarmantes cifras de muertes vinculadas con el trabajo, Guy Ryder consideró que otra razón importante para avanzar en la ratificación del convenio es la sensibilización que ha dejado la pandemia de Covid-19 en torno a la seguridad y salud en el trabajo.

“México tiene que ratificar el Convenio 187, porque estamos saliendo de una pandemia que nos ha obligado a enfocar nuestra atención sobre salud y seguridad en el trabajo”, apuntó en el diálogo tripartito para analizar la factibilidad de ratificar el instrumento internacional convocado por autoridades laborales.

De esta manera, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) inició la ruta para dialogar con los representantes de empresas, de trabajadores y autoridades y determinar la viabilidad de someter al Senado la ratificación del convenio.

De los ocho instrumentos fundamentales de la OIT, a nuestro país sólo le falta por ratificar el Convenio 187. En junio de este año la Conferencia Internacional del Trabajo añadió el acceso a la seguridad y salud a la lista de derechos fundamentales en el trabajo.

“La histórica decisión significa que todos los Estados miembros de la OIT se comprometen a respetar y promover el derecho fundamental a un entorno de trabajo seguro y saludable, hayan ratificado o no los convenios correspondientes”, señaló el organismo en un comunicado.

Durante el diálogo tripartito, Luisa María Alcalde Luján, titular de la STPS, explicó que el instrumento internacional tiene como objetivo “promover la mejora continua de la seguridad y salud en el trabajo, con el fin de prevenir las lesiones, enfermedades y muertes profesionales, mediante el desarrollo de una política, un sistema y un programa nacional”.

En ese sentido, la funcionaria federal indicó que los países miembros de la OIT deben cumplir con tres aspectos indispensables:

  1. Elaborar un diagnóstico a nivel nacional de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.
  2. Crear un sistema nacional que coordinará las acciones de promoción de los entornos laborales seguros y saludables.
  3. Crear un programa nacional con las actividades que se realizarán.

“Para cumplir con las disposiciones de este convenio, es necesario analizar los cambios, modificaciones y adecuaciones que abrían que realizarse también a cualquier tipo de normatividad nacional. El objetivo de este encuentro es arrancar una reflexión tripartita del estado actual de la normativa y de la estructura institucional del país, con miras a evaluar la posible ratificación del Convenio 187”.

¿Qué pasa si se ratifica el Convenio 187?

De acuerdo con un análisis de la OIT, nuestro país cuenta con marco jurídico y regulaciones que pueden contribuir al cumplimiento del objetivo del convenio. “Los objetivos previstos en el Convenio 187 se encuentran dispersos en diversas acciones que ya viene implementando la autoridad laboral”, refiere.

En caso de que nuestro país ratifique el instrumento nacional, estaría obligado a: Políticas públicas federales

La política nacional en esta materia deberá contener principios básicos tales como: evaluar los riesgos o peligros del trabajo y combatirlos, además de desarrollar una cultura nacional de prevención en materia de seguridad y salud que incluya información, consultas y formación.

Sistema nacional de seguridad y salud en el trabajo

Este sistema será encabezado por una dependencia de gobierno y se encargará de coordinar las acciones de promoción de los espacios laborales seguros y saludables, en éste se agruparán todas las autoridades y organismos responsables de seguridad y salud en el trabajo, los mecanismos para garantizar la observación de la legislación nacional y las disposiciones para promover la cooperación entre empresas y trabajadores.

En algunos casos, podrá contar con servicios de información, asesoramiento y formación en materia de salud y seguridad en el trabajo, así como un servicio de salud laboral y las investigaciones vinculadas con este tema.

Programa nacional

Se trata de un programa elaborado con base en el análisis de la situación actual a nivel nacional de las condiciones de trabajo en esta materia, esta estrategia buscará promover el desarrollo de una cultura nacional de prevención y la eliminación de riesgos de trabajo o su reducción al mínimo.

“El convenio lo que nos señala es una especie de escalera de pasos y procesos para concretar ese programa nacional de seguridad y salud en el trabajo”, explicó Armando Guzmán, consultor de la OIT.