Luego de que en 2015 el Shelby GT500 sufriera una pausa en su producción, Ford asegura volverá a retomar su corona

Por: Ignacio Badillo

La lucha entre las empresas americanas (Ford y Dodge principalmente) por hacer el Muscle-Car más potente de producción en serie han llevado a este tipo de autos a alcanzar motores y cifras de rendimiento sorprendentes. En 2015, con la llegada de las 6ª generación del Ford Mustang –y el retorno del Shelby GT350-, Ford decidió poner en pausa la comercialización del GT500, sin embargo, luego de casi 4 años de espera, la empresa del óvalo azul ha anunciado el retorno del que será su modelo más potente de producción en serie.

Fue en el trascurso de esta semana cuando Ford realizó un adelanto de lo que será el GT500, a pesar de que no dieron grandes detalles en cuanto a especificaciones, se especula –por obviedad- montará un V8 Supercargado con más de 700 Caballos de Fuerza. Esto, hará que retome la corona como ´el 8 cilindros más potente de producción en serie´, título arrebatado en 2016 con la llegada del Dodge Challenger Hellcat, mismo que genera 707 Hp.

Será a lo largo del presente año cuando Ford presente oficialmente al GT500 y, seguramente, en 2019 verá la comercialización a lo largo de los países que así lo permitan. Muchos ´renders´ han surgido a lo largo de estas semanas, sin embargo, Ford no ha desvelado la forma que adoptará su auto más emblemático.