La ola de inseguridad que se vive en el municipio de Papantla, mantiene alarmados y preocupados a la ciudadanía, ya que la ola de secuestros, ejecuciones  y asaltos se encuentran a la orden del día, nadie se encuentra seguro en el municipio.

Es evidente que los esfuerzos de las diversas corporaciones aún no son suficientes, las agrupaciones  y delincuentes han rebasado por completo a las autoridades, ya que los  homicidios, secuestros, extorsiones, asaltos, robos, ejecuciones, no paran todos los días.

Papantla, Tuxpan, Poza Rica y Pánuco, son de los  municipios más afectados por la inseguridad, a pesar de los operativos y del gran despliegue de las fuerzas del orden estatales y federales, la delincuencia  sigue ganando terreno.

En la ciudad vainillera la calma se ha roto,  son los empresarios quienes han alzado la voz y muchos han preferido sacar a sus familias y emigrar a otros estados, inclusive otros prefieren cerrar sus locales.

La población ha preferido  resguardarse en su casa y evitar salir, otros más se han unido para ser ellos mismos los que vigilen sus hogares, se han formado sus grupos de vigilancia vecinales para  cuidarse entre todos.

 

Texto publicado originalmente en: Noreste