Infobae

Nigel Farage, defensor de la consulta que inició el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea, se mostró confiado en aumentar la diferencia conseguida en junio del 2016. Si no hay una buena negociación, el país podría perder casi medio millón de empleos y USD 62.900 millones en inversiones

El político británico Nigel Farage, férreo defensor de la salida de la Unión Europea, sugirió este jueves la posibilidad de realizar un segundo referéndum sobre el tema para darle un cierre definitivo.

“Quizá, solo quizá, deberíamos hacer un segundo referéndum sobre la pertenencia a la UE. Mataría el tema durante una generación, de una vez por todas”, escribió en Twitter.

Poco antes, el otrora líder del antieuropeo Partido para la Independencia del Reino Unido (UKIP, por sus siglas en inglés), y todavía eurodiputado, dijo en la televisión, por Channel 5: “Estoy empezando a cambiar de opinión sobre esto”. Según argumentó, los proeuropeos como el ex primer ministro Tony Blair “nunca se rendirán” y “seguirán quejándose, gimoteando y lamentándose durante todo el proceso”.

“Así que quizá, solo quizá, estaré llegando al punto de pensar que deberíamos celebrar un segundo referéndum” tras el de junio de 2016, añadió Farage, confiado en que la diferencia sería mayor y zanjaría el debate.

Los británicos votaron a favor de la salida por 52% a 48%, con una participación del 72% del electorado. Si el Reino Unido sale de la UE sin un acuerdo con el bloque (un escenario conocido como hard brexit), podría perder 482.000 empleos de 2019 a 2030, según el estudio elaborado por Cambridge Econometrics. Si hay un entendimiento sobre la nueva relación comercial, el país también perdería 46.700 millones de libras (USD 62.900 millones) en inversiones en el mismo período. La primera ministra conservadora Theresa May ha descartado una segunda consulta. (Con información de AFP)