Los legisladores del blanquiazul señalaron que con estas nuevas normas buscan contribuir a erradicar la impunidad en México

Huffignton Post

La bancada del PAN en el Senado de la República revivió la propuesta que hizo el excandidato presidencial del Frente Por México, Ricardo Anaya, para darle “muerte civil” a los funcionarios que hayan incurrido en algún delito de corrupción. “Lo que estamos proponiendo es una inhabilitación definitiva para desempeñar cualquier cargo en el servicio público. Pero sabemos que la corrupción es de dos partes, por un lado el que da la dádiva, pero por el otro lado el que la recibe. No nada más se va a sancionar el servidor público sino también se van a sancionar a aquellas empresas que estén coludidas con el servicio público y también para aquellas empresas que estén en actos de corrupción automáticamente no participarán en ninguna adquisición, arrendamiento o servicio o lo que es obra pública”, dijo el senador Antonio Martín del Campo. Damián Zepeda, coordinador del PAN en la Cámara Alta, señaló que el objetivo de esta iniciativa es “inhabilitarlos de manera permanente para desempeñar cargos públicos o para participar en la contratación de compras y de obras gubernamentales”. Con estas nuevas normas buscamos contribuir a erradicar la impunidad, crear condiciones para que a los honestos les vaya bien; y a los corruptos, les vaya mal, y para que todas las personas podamos confiar en que en México los delitos tienen consecuencias, porque la ley se aplica y las instituciones funcionan”, De acuerdo con un comunicado del PAN, “la muerte civil” será aplicada como una sanción administrativa que imponga el Tribunal a los servidores públicos.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA