A pocos días de que inicie la temporada de Cuaresma para la Iglesia católica, el obispo auxiliar Felipe Pozos Lorenzini reiteró el llamado a los fieles para tomar estos días de preparación con verdadero sentido católico.

Recordó que este miércoles 1 de marzo inicia el tiempo previo a la Semana Mayor con la imposición de ceniza, ceremonia que se desarrollará a lo largo de la jornada en todos los templos de la Arquidiócesis.

En otros temas, en entrevista posterior a la homilía que encabezó en la basílica catedral, el obispo auxiliar hizo un llamado a los pobladores de comunidades en donde se ha detectado robo de combustible, para que no utilicen imágenes religiosas en esta actividad ilícita.

Lo anterior luego de que se informara que la “moda” en este año fue vestir a las imágenes del Niño Dios como “niño guachicolero”, sobre todo en comunidades incluidas en el llamado “triángulo rojo”, además de que en San Martín Texmelucan se disfrazó una toma clandestina con un altar a la virgen de Guadalupe.

En ausencia del arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, quien siguiendo las recomendaciones de los médicos tomó una semana de descanso para reintegrarse a sus actividades el próximo miércoles, Pozos Lorenzini insistió en el llamado a la sociedad para trabajar de manera permanente en la recomposición del tejido social.

Informó que en los próximos días, la Iglesia católica lanzará una campaña enfocada en “ayudar al prójimo y compartir con los que menos tienen”.

 

Con información de: Tribuna Noticias