El director de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, Gustavo Ponce de León Tobón desconfía de que Ricardo Alexis N. sea el asesino de Mara Fernanda Castilla Miranda, aunque no justificó su dicho, aseguró qué hay un tema más a fondo en este delito.

Refirió que los hoteleros no pueden poner cámaras de seguridad en las recámaras porque sería invadir la intimidad de los huéspedes, además  los empresarios cometerían delitos que les costaría la cárcel.

Aseguró que el dueño del hotel del Sur, donde Mara supuestamente fue privada de la vida, colabora con las autoridades para que se realicen las investigaciones, pero esto solo a través de las cámaras que se ubican al exterior y que lograron captar el momento en el que ingresó y salió el agresor de la joven estudiante.

“No podemos tener alguna cámara de seguridad que grabe al huésped, sería invadir su privacidad y podemos tener consecuencias muy graves como la cárcel o multas muy severas, ahí supuestamente se realizó el ilícito pero hay un rumor de que casi casi no fue este señor sino que hay cosas más graves que no me atrevo a señalar, pero se dice que no fue él y que fue un complot”, señaló.

El empresario fue entrevistado en el marco del Foro organizado por empresarios y académicos integrados en la Red Ciudadana por la Seguridad de Puebla, que está mañana se realiza en la Casa de la Cristiandad.

texto publicado originalmente por:Diario Cambio