La ex alcaldesa consideró que no es momento de aplicar este tipo de obras 

Jesús Lemus

La ex presidenta municipal de Puebla, Blanca Alcalá Ruiz, opinó que más allá de una rehabilitación del Centro Histórico, se requiere de un proyecto integral que disminuya la inseguridad y quite a los ambulantes del primer cuadro de la ciudad.

Aclaró que todas las intervenciones que se hagan en la ciudad de Puebla, deben estar sustentadas en un proyecto que permita el crecimiento social de quienes habitan en el municipio.

Consideró que no sería el momento de aplicar las obras en el centro de Puebla, luego de que por cinco meses estuvieron cerrados los comercios a consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Mencionó que las autoridades del municipio de Puebla, tienen que detallar a fondo este proyecto de remodelación, toda vez que los comercios informales necesitan garantía de apertura de calles una vez que se terminen las labores.

“Insisto, siempre requerirá el rigor y una visión integral que permita tener sostenibilidad y hacer un proyecto integral. Un proyecto integral que de entrada requiere el ordenamiento del comercio informal y que exige que recuperemos la seguridad de los transeúntes cuando se encuentren en el Centro Histórico y que también vea temas tan específicos como los de limpieza y salud”.

Refirió que en su gestión se ejecutó un proyecto de rehabilitación del Centro Histórico que tuvo éxito porque fue socializado entre los ciudadanos y se escuchó su opinión para integrarla y generar estrategias que minimizaran el impacto por el cierre de calles.