El alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, se reducirá 10 por ciento su salario.

Como parte del plan de austeridad para el 2017, el cual busca generar un ahorro de 25 millones de pesos, tambien se anunció que se reducirá 5 por ciento del consumo de energía; la entrega de vales de gasolina para vehículos oficiales y se venderá la unidad asignada al alcalde, cuyos recursos serán destinados para la compra de patrullas.

La Tesorería Municipal y la Contraloría serán las dependencias encargadas de supervisar el cumplimiento del plan de austeridad.

El alcalde Luis Banck percibe un salario neto de 91 mil 297 pesos y pasara a 82 mil 167 pesos.

 

Con información de: Milenio