Incubada por esta Casa de Estudios, la empresa produce y comercializa la pitahaya para lograr un desarrollo social, económico y ambiental en la Mixteca

 

“Mi aporte como universitario es la solidaridad que aprendí en la BUAP, una institución que está formada por estudiantes de muchos estados que salen de su zona de confort para viajar, estudiar y dar un extra para su futuro. Así que es lo mismo que hago pero con las comunidades, si hacemos sinergia con la gente del campo podemos crecer todos”, Christian Reyes Rojas, egresado de la Licenciatura en Comercio Internacional

Redacción

A dos años de haberse fortalecido como un proyecto de Emprende BUAP (https://emprende.buap.mx/) e incubados por esta Casa de Estudios, Christian Reyes Rojas y Luis Alfonso Franco Islas, egresados de la Licenciatura en Comercio Internacional, fueron reconocidos por la Coparmex Puebla, a través del premio “Cuna de Emprendedores”, por su proyecto Nochtli Puebla, una productora y comercializadora de pitahaya mexicana que busca el desarrollo social, económico y ambiental de la Mixteca Poblana.

“Cuna de Emprendedores” nació para abrir un canal de vinculación entre las startups poblanas, la Coparmex Puebla y otros empresarios y académicos. En esta primera edición los proyectos que participaron fueron evaluados en distintos rangos, bajo la mirada de un emprendimiento enfocado en la tecnología para la educación, la transformación de alimentos, la producción agraria y su exportación, así como en plataformas de comercio.

Al respecto, Christian Reyes Rojas indicó que Nochtli Puebla (https://www.facebook.com/NochtliPuebla) tiene como objetivo principal conjuntar a productores locales, principalmente de la Mixteca, para fomentar y crecer la producción y comercialización de frutas exóticas y cactáceas. En este sentido, uno de sus productos más destacados es la pitahaya (Hylocereus undatus), mundialmente conocida como la fruta del dragón.

Reyes Rojas explicó que siempre existen intermediarios que buscan obtener mayores ganancias y aprovecharse del productor. En este caso, los emprendedores generan alternativas de comercio, a través de la fusión de conocimientos y con estrategias de comercialización más rentables para el productor, con lo cual ofrecen un producto ya certificado por su calidad, lo que le otorga otro valor y lo hace candidato a la exportación.

“Mi aporte como universitario es la solidaridad que aprendí en la BUAP, una institución que está formada por estudiantes de muchos estados que salen de su zona de confort para viajar, estudiar y dar un extra para su futuro. Así que es lo mismo que hago pero con las comunidades, si hacemos sinergia con la gente del campo podemos crecer todos”.

Por su parte, Luis Alfonso Franco Islas, recordó que como estudiante siempre quiso experimentar los procesos de producción y el trato en las aduanas, ahora con Nochtli Puebla, esto es una realidad, un sueño que le permite planear y supervisar específicamente la logística y la calidad del producto, desde su producción hasta la venta. Una experiencia que le ha retribuido grandes satisfacciones profesionales.

Nochtli, que en náhuatl significa fruta escamosa, inició con la idea de crear su plan de negocios y el área de Extensionismo Universitario los ubicó en incubación social. Ahora su empresa tiene una figura legal establecida y está integrada por 30 productores, de 12 que iniciaron. Entre sus logros también destaca el incremento de casi un 20 por ciento en la venta del producto, además de lograr posicionarse como proveedores de esta fruta y plántula en al menos siete estados de la República Mexicana.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA