Exclusivas Puebla

Al cierre de esta edición y con el conteo del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), con un avance del 42.7%, el candidato común de los partidos que conforman la coalición Va X México (PAN, PRI, PRD, CPP y PSI), Eduardo Rivera Pérez, se encontraba en un primer lugar, con el 52.9% de los votos, equivalentes a 198 mil 648, dejando en un sepultado y lejano segundo lugar a Claudia Rivera Vivanco, de la coalición Juntos Hacemos Historia (Morena y PT), quien apenas obtuvo el 32.7% de los votos, equivalentes a 122 mil 673.

Fue desde las 8:00 de la noche que las primeras encuestas de salida le daban el triunfo ampliamente a Eduardo Rivera, por lo que, junto a simpatizantes, equipo de campaña y familia, se congregó en el Paseo Bravo para festejar la decisión y agradecer la confianza de los poblanos.

Al unísono de ¡Lalo presidente!, ¡Lalo sí se pudo!, fue recibido por familias completas, colectivos, organizaciones de jóvenes y comerciantes, que ondearon las banderas de México.

El abanderado panista estuvo acompañado de su esposa Liliana Ortiz, sus hijos e incluso su nieto.

En su discurso, Rivera Pérez sostuvo: “muchas gracias, por creer en este proyecto, porque este sueño lo construimos juntos, desde sus casas y colonias, donde se me decía que tenía prohibido perder”.

Agregó que el triunfo es de todos los poblanos, por lo que ahora, a partir de octubre, no le fallará a los poblanos y sentenció que entre todos los sectores van a corregir el rumbo de Puebla, porque, refirió, no se trata de un tema de colores sino de un mismo fin: el bien común.

Por su parte, Liliana Ortiz, esposa de virtual ganador, agradeció a Dios, y todas las familias que dieron oportunidad de que Rivera Pérez se alzara con el triunfo. 

Momentos antes, entre aplausos y vítores, fue recibido Eduardo Rivera Pérez en su búnker en un hotel ubicado en la zona de La Noria, donde lo esperaban militantes y simpatizantes, quien al unísono decían ¡Sí se pudo, Sí se pudo!

En rueda de prensa agradeció también a quienes cuidaron las casillas.

Sostuvo que, como demócrata, está contento de que haya alternancia en la capital, por lo que dijo a sus adversarios que así es la democracia, donde a veces se gana y a veces se pierde.

Agregó que, de confirmarse los resultados, está dispuesto a trabajar de la mano con el estado, pero también de la ciudadanía.

Durante esta reunión en el búnker, los integrantes de la planilla portaban playeras con el acrónimo Estamos Recuperando Puebla (ERP).

Cabe mencionar que el candidato se presentó con su esposa, Liliana Ortiz, e hijos para emitir su voto muy temprano, donde, más allá de un retraso en la apertura de su casilla, no se presentó ningún otro incidente.