El pasado 28 de septiembre comenzó a circular en redes sociales la foto de la joven universitaria tlaxcalteca, Dulce Munive, a quien sus familiares y amigos buscaban con desesperación después de que ella misma aseguró mediante un mensaje en Whatsapp enviado a una amiga que un coche gris la estaba siguiendo en San Pablo del Monte, Tlaxcala.

“YENNIIII, UN COCHE GRIS ME VIENE SIGUIENDO. VOY CAMINANDO RÁPIDO A LA PAPE PARA METERME. MANDA A ALGUIEN POR MI RÁPIDO, TENGO MIEDO”, DIJO LA JOVEN TLAXCALTECA A UNA AMIGA.

Con este mensaje se emprendió una intensa campaña en Facebook pidiendo apoyo para localizarla ya que se temía que había sido raptada en San Pablo del Monte.
Al ver que su foto se había hecho viral, sus padres levantaron la denuncia formal por su desaparición y posible rapto.
Sin embargo, la tarde del pasado 29 de septiembre la joven reapareció sana y salva en Papalotla, Tlaxcala, después de contactar a una de sus primas para que fuera por ella.

De acuerdo con sus declaraciones ministeriales publicadas en el periódico El Sol de Tlaxcala, Dulce decidió inventar su supuesto rapto y cuando salió de la casa que rentaba en San Pablo del Monte envió el falso mensaje de auxilio a su amiga, llamó a una amiga que tiene en el fraccionamiento Residencial San Antonio en el municipio de San Andrés Cholula, Puebla, para pedirle su apoyo porque se había salido de su casa por problemas con su familia.
La noche del 28 de septiembre la joven tlaxcalteca durmió en San Andrés Cholula y al notar su búsqueda en redes sociales y el anuncio de la demanda penal por su desaparición decidió regresar a su casa con sus familiares y aclarar la situación de que nunca hubo un rapto y actuó de esa forma por los problemas personales que tiene con sus seres más cercanos.

texto publicado originalmente por:Pulso Regional