La demanda reclama 240 mil dólares al escultor y a una galería

Odemaris González 

Los sucesores de Herbert Hergé, el creador de Tintín, lanzaron una demanda al escultor galo Peppone tras exponer bustos del personaje protagonista de la icónica historieta “Las aventuras de Tintín”, pidiendo una compensación de 200 mil euros por su falsificación; el escultor se amparó debatiendo de la autoría del personaje belga.

Mounlinsart, empresa representante de los herederos Hergé, demandó al escultor en los tribunales de Marsella por una compensación de 200,000 euros (240 mil dólares) debido a los daños y prejuicios, además de omitir los 90 bustos que había generado Peppone, además de demandar a la galería parisina en donde se expusieron. Todo esto lo informó el diario Belga Le Soir.

Peppone declaró a la agencia de noticias AFP, debatiendo la autoría de Tintín con lo siguiente: “Para un artista, ser acusado de ser un tramposo, un imitador, es lo peor”.

Christophe Tixier, mejor conocido como Peppone, aclaró que Hergé se inspiró en Tintín Lupin, quien era un joven rubio que usaba pantalones de golf creados por el ilustrador francés Benjamin Rabier.

Delphine Co, su abogada clarificó que “para reclamar los derechos de autor de un personaje, es necesario que la obra sea original” mientras que para el escultor es un “ensañamiento” por parte de la empresa Mounlinsart, encargada de comercializar con herencia de Hergé. 

El escultor residente de Francia crea sus trabajos con base en resina y fibra de vidrio laminada y ha recreado a los famosos personajes de comics como Spiderman, Snoppy, Mickey, Bety Boop, Hulk y el gato Félix.

Fanny Vlamynk, viuda de Hergé, es reconocida como la titular de los derechos a partir de la muerte del dibujante en 1983, además de la empresa Mounlinsart, la cual es dirigida por su segundo marido Nick Rodwell, quien ya ha demandado a otros artistas por el uso de la imagen del personaje de Tintín.

Ya han ocurrido otros casos similares, como en 2011, cuando un restaurador debió retirar de su aparador objetos que habían sido inspirados en el mundo de Tintín; otro también ocurrió en 2019, hace dos años el ilustrador Pascal Somon estuvo condenado por 10 meses en una prisión condicional, además de compensar con 32 mil euros a causa de vender dibujos que recordaban a Tintín.

En marzo del 2021, el pintor Xavier Marabout fue demandado a causa de “falsificación” y un “ataque al derecho moral” tras explorar en sus pinturas la sexualidad de Tintín y recrearlo en el mundo del pintor americano Edward Hopper.