Ciudad de México.- La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México detuvo al propietario del inmueble ubicado en Zapata 56, en la delegación Benito Juárez, que se desplomó a consecuencia del sismo del 19 de septiembre pasado.

El procurador capitalino, Edmundo Garrido, indicó que en el lugar fallecieron dos mujeres, por lo que se giró orden de aprensión contra el propietario por el delito ambiental de responsabilidad de Directores Responsables de Obra y homicidio doloso eventual.

“El día de ayer en el Estado de México se cumplimentó la primer orden de aprehensión relacionada con este inmueble, de un individuo del seco masculino de 58 años de edad que ya se encuentra puesto a disposición en el Reclusorio Sur, del juez de control. Estamos en espera que nos definan hora de audiencia”, informó.

Edmundo Garrido señaló que los peritajes concluyeron que el expediente con que contaba la delegación sobre el inmueble, no correspondía a lo construido.

“La memoria de cálculo no corresponde a los planos estructurales, la cimentación no corresponde a lo asentado en el estudio de mecánica de suelos, no cuenta con aceros y dimensiones para soportar la edificación, no cuenta con la constancia de seguridad estructural”, detalló.

Constructoras de edificios colapsados son demandadas

México.- Las dos empresas constructoras de edificios que colapsaron en Zapata 56, colonia Portales, y Bretaña 90, colonia Zacahuitzco son las responsables de los derrumbes de ambos inmuebles por el sismo de 7.1 grados y deberán pagar e indemnizar a los propietarios afectados, sostuvo la delegación Benito Juárez.

Las empresas Canada Building Systems de México SA de CV y Dijon SAPI de CV, utilizaron materiales de baja calidad en los edificios que cayeron y que cobraron la vida de tres personas, concluyó la administración delegacional luego de diversas investigaciones y dictámenes técnicos.

“No vamos a permitir que esto quede impune y apoyaremos a los afectados para que se sancione a los responsables y se repare el daño”, aseguró el jefe delegacional Christian von Roehrich, quien ayer interpuso denuncias ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina en contra de estas dos constructoras.

Además, solicitó a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) iniciar las investigaciones por la presunta responsabilidad de los Directores Responsables de Obra (DRO) de ambos proyectos.

“Quien es responsable de revisar el proceso constructivo y que se apliquen materiales de calidad es el Director Responsable de Obra y los corresponsables, ellos deben informar a la Seduvi y a la delegación si las obras se apegan a la normatividad”, lo cual no ocurrió, detalló.

Los DRO no son funcionarios sino particulares con un permiso de la Seduvi para auxiliar en la revisión del cumplimiento de la normatividad en desarrollo urbano de las obras en construcción; son contratados por los propios desarrolladores.

En el caso de la empresa Canada Building Systems la delegación detectó que durante la edificación del condominio en Zapata 56 se modificó la obra sin apegarse a las condiciones establecidas en la manifestación de construcción.

En ese sentido, el órgano administrativo presentó denuncias penales ante del Ministerio Público por los delitos de daño en propiedad, falsedad ante la autoridad, homicidio, lesiones y responsabilidad de los DRO o corresponsables.

Explicó que después de una investigación con ayuda de un DRO distinto se encontró que las empresas usaron materiales de mala calidad.

Por el caso del edificio ubicado en Bretaña 90 también se presentarán denuncias por daño en propiedad ajena, homicidio, lesiones y delitos contra el ambiente, ya que se presume que la empresa realizó un uso de suelo distinto al permitido, y aumentó a cuatro niveles la construcción sin tener la aprobación correspondiente.

Incluso el delegado dijo que en Bretaña 90 “se fueron por la libre” los desarrolladores, pues construyeron sin tramitar una manifestación de construcción.

Von Roehrich dijo que el objetivo es que estas empresas y quienes resulten responsables sean sancionados y reparen los daños a las personas afectadas, pues en Zapata 56 murieron dos personas y en Bretaña 90 hubo una víctima fatal.

Al preguntar si puede haber servidores públicos involucrados, el jefe delegacional aseguró que también ordenó una investigación a la Contraloría interna de Benito Juárez para revisar si hay responsabilidad de algún funcionario de la demarcación.

Añadió que en este proceso jurídico la demarcación dará acompañamiento a propietarios e inquilinos afectados, proporcionándoles abogados para que presenten demandas ante el Tribunal Superior de Justicia y se les repare el daño.

El Universal publicó que ambos edificios fueron construidos en 2016, con el nuevo Reglamento de Construcciones, lo que garantizaría mayor seguridad durante un sismo; sin embargo, ambos colapsaron tras el sismo.

“Queremos pruebas”. Luis Reséndiz, habitante del edificio Zapata 56, expresó su desconfianza hacia la empresa Canada Building Systems.

Así como sus vecinos, Luis recibió un correo electrónico, en el que la empresa se deslinda del derrumbe:
“Prácticamente nos dijeron ‘aquí están nuestras condolencias, pero no a los que se murieron, sino al accidente, y la responsabilidad es de la madre naturaleza. Eso fue lo que nos dijo el abogado en la junta del lunes”.

Además solicitó a la delegación conocer toda la documentación como permisos, planos y manifestación de construcción; para demandar a la empresa.

Texto publicado originalmente por: Debate