Atlas y Puebla están obligados a sumar en la jornada 6 de la Liga MX, si es que no quieren bajar posiciones

Huber García

Este martes a las 21:00 horas, el Club Puebla recibe a los Rojinegros del Atlas en la cancha del estadio Cuauhtémoc. El panorama luce desalentador al no haber conseguido el triunfo en los últimos cinco encuentros disputados en la Liga y en la Copa. Por si fuera poco, el rival en turno de los poblanos, Atlas, también luce el mismo panorama porque también no ha conseguido la victoria, no obstante, los goles en Copa ya cayeron ante Cruz Azul, aunque en la Liga no hay jugador alguno que se encuentre con el gol a favor. Desde el Torneo Clausura 2016 que Puebla no consigue un triunfo ante los rojinegros tanto fuera como en casa. Aquel resultado victorioso fue el 6 de febrero de aquel año con goles de Cristian “Recodo” Valdez, autogol de Walter Kanneman y un doblete de Álvaro Navarro. Por los rojinegros descontó Juan Carlos Medina.

En este duelo, los poblanos presentarán la baja de José “Grigo” Torres por suspensión, mientras que los atlistas no contarán con Juan Pablo Vigón y Octavio Rivero, quienes traen una lesión. La presión ya está en el seno de Atlas, a pesar de que la directiva está respaldando el trabajo de Gerardo Espinoza como técnico, la semana que es de jornada doble, puede marcar el futuro de muchas cosas en el seno rojinegro. “Esta semana que viene cargadita, resta sumar el esfuerzo, ir a Puebla y ganar el partido porque se viene el juego del clásico”, declaró Gerardo Espinoza, timonel del Atlas, de quien se rumora, podría ser despedido en caso de no ganar este martes. El entrenador agregó que ha trabajado arduamente con los jóvenes, incluso destaca su labor porque el equipo ha tenido posesión de pelota, sin embargo, no han podido concretar las jugadas de gol. “Llevamos trabajando con estos muchachos en decisiones individuales, pero debemos enfocarnos en ganar a Puebla”, dijo Espinoza. Sobre el accionar del último partido que tuvo Puebla, el técnico Enrique Meza señaló que el arbitraje influyó para que el resultado no fuera positivo para sus muchachos, sin embargo, dijo que hubo una mejoría a lo mostrado en partidos anteriores. “El arbitraje fue muy malo, nos metió atrás. No acostumbro a hablar del arbitraje, pero hoy sí fue muy malo”, comentó Meza.