Dos jueces federales suspendieron indefinidamente y con efectos generales la reforma de la Ley de Hidrocarburos propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, con el argumento de fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex) y combatir el robo de gasolinas.

Juan Pablo Gómez Fierro y Rodrigo de la Peza López, jueces Segundo y Primero del Distrito en Materia Administrativa, Especializados en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, anunciaron las suspensiones definitivas derivadas de un amparo solicitada por las empresas Grupo Base Energéticos, Pharaoh International Products, Antluc, Distribuidora de Combustibles Mil y Dalia Pilar Lamarque Picos.

Durante las medidas cautelares contra la reforma, quedará sin efectos el artículo 57, que permite la ocupación temporal, la intervención o la suspensión de cualquier permiso otorgado al amparo de la Ley de Hidrocarburos, y poder cedérselos a Pemex.

Así como los artículos cuarto y sexto transitorios de la reforma que permiten revocar los permisos que no cumplieran los requisitos de almacenamiento de hidrocarburos ordenados por la Secretaría de Energía (Sener).

La decisión fue dictada ante un seguimiento de una serie suspensiones provisionales que fueron otorgadas por los mismos jueces en días anteriores.

Asimismo, el juez Gómez Fierro señaló que estas medidas son de carácter general, ya que no solamente comprenden a los quejosos, sino a todos los permisionarios de los mercados de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos dentro del territorio mexicano.

La nueva Ley de Hidrocarburos faculta a la Secretaría de Energía (Sener) y a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para revocar permisos cuando “los titulares de los mismos cometan el delito de contrabando de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos”.

Políticos de oposición y empresarios han tachado a la reforma de “expropiatoria” porque permite a la Sener tomar el control de permisos de instalaciones privadas que representen un “peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética o para la economía nacional”.

Desde la reforma energética de 2013, que abrió el sector a los privados, las compañías tienen un total de 41.449 millones de dólares en inversión aprobada por los Contratos para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos, según la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI).

Pero López Obrador ha emprendido reformas legales para contrarrestar lo que él considera el “saqueo” de Pemex.

“Estamos limpiando Pemex de corrupción y estamos revisando contratos y se va avanzando, pero todavía no terminamos, porque fue mucho lo que hicieron de daño, es mucho el daño causado en el periodo neoliberal a Pemex”, sostuvo el 6 de mayo durante su conferencia matutina.

Los jueces Juan Pablo Gómez Fierro y Rodrigo de la Peza López Figueroa otorgaron las primeras suspensiones definitivas, con efectos generales, contra la reforma a la Ley de Hidrocarburos, pues señalaron que perjudica al sector privado y sólo beneficia a Pemex.

De acuerdo con los juzgadores federales, los cambios a los artículos 51, 57, y 59 Bis, además de los transitorios cuarto y sexto de la ley, conllevan a que Petróleos Mexicanos (Pemex) recupere su preponderancia en el mercado, la cual perdió tras la reforma energética de 2013.

Gómez Fierro y de la Peza López Figueroa señalaron que las modificaciones a la legislación significan un cambio “imprevisible” e “intempestivo” para la iniciativa privada, además de que reduciría el número de competidores en la industria.

Con la disposición, se ordena a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) no suspender permisos de importación, comercialización y distribución de combustibles cuando se prevea un peligro inminente a la seguridad nacional, energética y a la economía, como lo supone la ley.

Con esto, el titular del Juzgados Segundo de Distrito en Materia Administrativa, especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, Gómez Fierro ha detenido tres iniciativas del gobierno federal, pues las anteriores fueron la reforma eléctrica y el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Panaut).

 

Seis empresas reciben las cesaciones

 

Las cesaciones fueron otorgadas a las empresas Viga Express, Grupo Base Energéticos, Pharaoh International Products, Antluc, Distribuidora de Combustibles Mil y Dalia Pilar Lamarque Picos, aunque al tener efectos generales el fallo será aplicado a toda la industria.

La reforma a la Ley de Hidrocarburos fue puesta en marcha el pasado 4 de mayo y plantea la cancelación de concesiones de importación, comercialización y distribución de combustibles por riesgos a la seguridad nacional, pero siete días después fue suspendida provisionalmente.

Por su parte, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha señalado que la medida tiene como objetivo combatir el contrabando generado por los contratos de importación de gasolinas, por lo que descartó que se trate de intentos de expropiación.

 

México dejó de ser país petrolero; es país productor

 

La situación de problematización en que se encuentra Petróleos Mexicanos (Pemex), con sus altos niveles de deuda, mantienen a la empresa con respiración artificial y sin nada más que hacer por ella, afirma Miriam Grunstein Dickter, experta en sector energético e investigadora de Rice University en Texas, quien descartó la posibilidad de que la industria petrolera mexicana vuelva a vivir su época dorada.

Comentó a Energía Hoy que “estamos viviendo una ficción de que México es un país petrolero, realmente es un país productor. Países petroleros Arabia Saudita, Kuwait y Estados Unidos, que produce más de 11 millones de barriles diarios y esos son los fuertes competidores en el mercado internacional”.

Explicó que “México ha sido un productor importante, que ha tenido una dependencia muy fuerte de sus finanzas públicas del petróleo y por eso estamos obsesionados con este tema, pero también ya es hora de que hagamos consciencia de qué tanto pintamos en el mercado petrolero… lamentablemente cada vez menos”.

La también socia fundadora de Brillant Energy dijo que “esta es una situación que no es nueva, durante décadas se ha tenido una falta de visión como país, y hemos estado muy concentrados en la exportación de la materia prima cuando la transformación industrial la hemos abandonado brutalmente”.

“Esto ha menguado enormemente nuestra soberanía energética, y estamos en una coyuntura horrible, en donde el Estado ya no puede mantener nuestro paradigma petrolero actual, pero que el privado tampoco le va a querer entrar porque Pemex es de las empresas petroleras a nivel internacional más endeudada”.

Grunstein Dickter señaló que “hemos dejado la problematización de Pemex en niveles donde ni el Estado puede y ni la iniciativa privada va a querer entrar a Pemex entonces estamos en una situación sumamente apretadísima”.

“Por lo que volver a la gloria me parece inviable porque ya no hay Cantareles y pensando en eso tendríamos que competir con Estados Unidos que está al otro lado de nuestra frontera para comercializar nuestro crudo”.

Incluso, teniendo Cantareles no nos conviene porque: ¿qué vamos a hacer con ese petróleo, tenemos mercado doméstico? Si nos quedamos con él: ¿vamos a poder refinarlo?, ¿Vamos a financiar bien nuestro sistema de transformación industrial para ser competitivos?, cuestiona.

 

Medidas anunciadas insuficientes

 

Para la investigadora, hasta ahora sólo se han anunciado algunas medidas para el sector petrolero, pero “no veo políticas. Políticas es ‘voy a hacer esto y esto me cuesta y frente a la iniciativa privada ahorro tanto y me vuelvo tanto más competitivo y tanto más agresivo a nivel mundial’”.

Bajo este panorama, no hay posibilidad de que reviva un Veracruz, un Tabasco o Campeche, “no, porque además el potencial petrolero dependía de los grandes descubrimientos y ya no hay grandes descubrimientos que eran dinero fácil en grandes economías”.

Se reactivarán las economías de esos estados, pero no como alguna vez fueron, y “eso, si es que hay flujo de ingresos. Le puedes inyectar todos los recursos del mundo a los estados y a Pemex y no te va a dar resultados tal como ha sucedido en muchos otros momentos”.

 

No hay estrategia suficiente para Pemex

 

La experta en el sector energético reconoce: “la vedad ya no sé, porque siempre he favorecido un modelo donde hay una verdadera asamblea de accionistas y consejeros que representen al Estado y a los accionistas, donde haya choque de intereses y contrapesos, pero ahora estamos en una coyuntura muy muy apretada”.

Sólo estamos viendo un sueño, dijo que “nos va a salir muy caro y los costos sociales van a ser inmensos”. “Ya no hay modelo viable, lo dejamos morir, Pemex está en respiración artificial ya no hay manera de reanimarlo, y no le veo mucha salida lamentablemente”.

El deterioro de Pemex es una cuestión que va tocar fondo, insistió.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA