En ese mismo sentido se pronunciaron sobre el intento de la ASE-Puebla por realizar una auditoría preventiva

Ignacio Badillo

Al menos 10 diputados federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) rechazaron la propuesta de instalar un Órgano de Control Interno en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), misma que el Congreso local analiza. Al mismo tiempo, los legisladores federales perredistas se dijeron en contra de las “auditorías preventivas” que pretendió realizar la Auditoría Superior del Estado a la BUAP en enero pasado, ya que éstas violentan su carácter de institución autónoma.

De la voz de la diputada federal Frida Alejandra Esparza Márquez, el grupo de legisladores aseguró que dichos intentos por violar su autonomía forman parte de una campaña de hostigamiento para lograr un control de la universidad. Derivado de lo anterior, los diputados del Sol Azteca presentaron un exhorto a la Cámara Baja para exigir un alto a este tipo de situaciones. A su vez, los diputados federales del Movimiento Ciudadano, Maiella Gómez Maldonado y Tonatiuh Bravo Padilla, pidieron a la ASE abstenerse de intentar auditar recursos federales, ya que dicha tarea le corresponde a la Auditoría Superior de la Federación.

BUAP, SIN OBSERVACIONES EN CUENTA PÚBLICA 2018: ASF

En días recientes, la BUAP solventó las observaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación sobre la fiscalización de la cuenta pública de 2018. El pasado jueves se publicó el reporte que da cuenta de un supuesto daño patrimonial equivalente a 98.9 millones de pesos, sin embargo, la Universidad acreditó el destino de dicha cantidad.

Con lo anterior, la ASF dictaminó que la BUAP dispone de un adecuado sistema de control, asegurando que realizó una gestión razonable de los recursos. Cabe recordar que en 2018 la máxima casa de estudios poblana recibió un total de 4 mil 146 millones de pesos por parte del Gobierno Federal, de los cuales se auditó el 82.7%, es decir, lo equivalente a 3 mil 429 millones de pesos; el resultado: sin ningún tipo de anomalía.

ASE PRETENDÍA REALIZAR AUDITORÍA PREVENTIVA

Es preciso recordar que, el pasado 5 de diciembre, la Auditoría Superior del Estado (ASE) de Puebla tuvo la intención de realizar una auditoría preventiva a la Máxima Casa de Estudios poblana, sin embargo, luego de que la Universidad detectara diversas anomalías en el proceso, la ASE decidió cancelarla. También es importante destacar que dicha auditoría preventiva fue cancelada por la misma ASE el pasado 22 de enero, pues debió concluir el 31 de diciembre de 2019. La ASE está facultada para realizar revisiones preventivas, pero éstas deben ser motivadas por alguna denuncia, situación que no fue notificada a la BUAP.