Infobae

La tormenta Emma causó estragos en buena parte del Reino Unido. Sus nevadas, vientos fuertes y marejadas dejaron varias secuelas a lo largo del fin de semana. Gales fue una de las regiones más afectadas. Un video registrado el 4 de marzo desde un drone muestra el estado de devastación en el que quedó la Marina Holyhead. Unos 80 botes quedaron destruidos, luego de que el agua avanzara varios metros sobre la costa, que además quedó cubierta de poliestireno. En los días siguientes, saqueadores trataron de llevarse lo que quedaba de valor en las embarcaciones. Uno de los fenómenos más llamativos que causó la tormenta Emma se registró en Kent, en el sudeste del Reino Unido. Una vez que bajó la marea, los pobladores de las zonas costeras se encontraron con que las playas estaban regadas de estrellas de mar. La tormenta en Europa desafía a los pilotos: así son los aterrizajes contra vientos de más de 120 kilómetros por hora- Histórica ola de frío en Reino Unido: por primera vez se decretó la alerta roja meteorológica y las Fuerzas Armadas salieron a las calles. La “Bestia del Este” dejó casi 50 muertos en su paso por Europa.