Elementos de la Policía Federal, aseguraron en la autopista Puebla-Córdoba más de 310 kilos de cocaína ocultos en un tracto camión.

La mercancía estaba incrustada en las paredes de la caja refrigerada del vehículo, el cual transportaba tarimas de madera.

El vehículo fue detenido por los elementos de seguridad ya que no presentaba visiblemente su razón social, por lo que fue detenido.

Ya en la inspección, uno de los agentes observó que al interior de la caja había tornillos removidos, por lo que al realizar una minuciosa revisión se localizaron los paquetes llenos de droga dónde el conductor fue puesto a disposición ante el Ministerio Público Federal.

Texto publicado originalmente por:Diario Cambio