El arresto del consanguíneo del capo huachicolero fue en sus oficinas

Martín Gutiérrez/@martinreportero

En su cuenta de Twitter, la Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó la detención del edil de Quecholac, Alejandro Martínez, por posibles vínculos con la delincuencia organizada.

La detención se hizo con elementos ministeriales que arribaron a las oficinas del edil en la presidencia municipal de Quecholac.

Anteriormente, la misma FGE ya había realizado cateos en viviendas del alcalde y sus familiares.

Los vínculos serían con la organización delictiva de su hermano Antonio Valente Martínez Fuentes, identificado como “El Toñín”, quien se describe como un agricultor de la comunidad de Palmarito Tochapan, aunque también es señalado por el Gobierno del Estado como uno de los líderes huachicoleros más buscados.

 

“EL TOÑÍN” SE VICTIMIZA EN REDES

Luego de darse a conocer la detención de Alejandro Martínez, el presunto líder huachicolero y hermano del alcalde, “El Toñín” reapareció en redes sociales con una transmisión en vivo, en la que aseguró que su familia está siendo víctima de una severa persecución política.

Asimismo, aprovechó para llamar a las autoridades a liberarlo y respetar el “derecho de presunción de inocencia”.