Huffignton Post

Fue una mañana fría de noviembre de 1959, cuando una expedición de 16 mexicanos emprendía una de sus más grandes aventuras, escalar la cima más alta de nuestro país, el Citlaltépetl, mejor conocido como Pico de Orizaba. Pero cerca de la cima, un glaciar cayó sobre los alpinistas. Cuatro murieron, pero solo se halló el cuerpo de Alberto Rodríguez. Los otros tres quedaron sepultados bajo toneladas de nieve. Casi seis décadas después, un equipo encabezado por el Ejército mexicano logró desenterrar los cadáveres. O al menos eso es lo que esperan todos los que aún sobreviven a la tragedia.

Si después de los análisis de ADN que se les practique, se podría comprobar sus identidades, y entonces se podrá ratificar que los cadáveres momificados en el Pico de Orizaba, pertenecen a Enrique García Romero, el Calavera (24 años); Juan Espinoza Camargo, (17 años); y el experto de montaña Manuel Campos Pérez, el Indio Verde podrán descansar lejos de su gélida tumba. Luis Espinosa, alpinista que ahora tiene 81 años, fue uno de los primeros en hablar hace tres años sobre el hallazgo de los cadáveres momificados, al asegurar que se trataría de tres compañeros perdidos casi seis décadas atrás a 5,610 metros de altura.

Sabíamos dónde estaban los cuerpos, en 2016 mandé una expedición especializada, verificamos que eran tres cuerpos y por un anillo supimos que eran mis tres compañeros, por un anillo con las iniciales de Juan Espinosa Camargo. Según Espinosa, esos cuerpos son los del ingeniero Enrique García Romero, el Calavera, de 24 años de edad; Juan Espinoza Camargo, de 17 años de edad; y el experto de montaña Manuel Campos Pérez, el Indio Verde. Los tres, junto con un grupo de 16 montañistas, iniciaron el ascenso al volcán a través del municipio de Tlalchihuaca el 1 de noviembre en 1959. Al día siguiente se dividieron en dos grupos con la intención de llegar a la cima del Pico de Orizaba, de acuerdo con MTP Noticias. Pero mientras subían, un glaciar en la montaña se desplazó más de 5 mil metros y sepultó a cuatro de los alpinistas. Solo se recuperó el cuerpo de Alberto Rodríguez, agrega el sitio noticioso.