Este jueves ser realizó el funeral del menor de dos años que fue asesinado durante un supuesto asalto que un grupo armado perpetró contra su familia la madrugada del martes en la autopista México-Puebla.

Familiares y amigos despidieron al infante, quien fue entregado ayer a sus padres y lo trasladaron hasta su domicilio, en la calle Jardín, en Santa Catarina Villanueva del municipio de Quecholac, en Puebla.

 

Texto publicado originalmente en: Proceso