Los quejosos y el representante del Comité de Destitución del actual sindicato, destacaron que lo más preocupante es que la empresa AUDI está interviniendo en un problema que tendría que ser netamente interno de la base obrera, recordando que previamente los trabajadores habían acusado a su sindicato de cobrar cantidades cuantiosas de dinero de manera injustificada y en agravio de la base trabajadora.

Comienzan despidos injustificados en represalia contra trabajadores de AUDI que se han opuesto a las anomalías de su sindicato, se anticipa cese de 600 empleados; al momento han sido obligados a renunciar 20 y fueron despedidos dos de los líderes del movimiento que busca derrocar al sindicato.

Así lo denunciaron en rueda de prensa Eduardo Badillo Cortés, representante del Comité de Destitución del actual sindicato; y los trabajadores cesados Aarón Carmona y Jaime Abel González Sánchez, quienes apuntaron que, tras ser identificados como parte del movimiento que busca derrocar al sindicato que encabeza Álvaro López Vázquez, fueron despedidos injustificadamente.

En el caso de Aarón Carmona, era trabajador de base y fue despedido con el argumento de que había provocado daños a vehículos con un robot de la empresa y por abandono de trabajo cuando el hecho que se le imputa no sucedió en su turno y por tanto se carecen de elementos de orueba que justifiquen los señalamientos en su contra, mismos que surgieron tras ser identificado como parte del Comité de Destitución Pacífica.

Indicó que por ello se han puesto los procesos correspondientes ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, así como la Procuraduría de la Defensa del Trabajador (Profedet).

En el caso de Abel González, tenía plaza de eventual pero el contrato concluía hasta el mes de diciembre de este año y fue despedido al siguiente día de que solicitó el detalle de la administración del patrimonio sindical y la situación de los ingresos por cuotas sindicales, a lo cual tenía derecho según los estatutos de la propia empresa y del sindicato.

La empresa no dio mayor explicación y le solicitaron que firmara su renuncia a cambio de que se le diera un bono compensatorio de tres meses, hecho que rechazó el señalado. Indicó que no hubo mayores argumentos de la empresa y sólo se le informó que se darían de baja a 600 trabajadores y que empezarían con los empleados eventuales, aunque los contratos concluyen hasta fin de año e incluso, en algunos casos, hasta 2018.

El Comité de Destitución se encontraba en proceso de recabar el 33 por ciento de firmas de la división para quitar al actual sindicato que al momento ha incumplido con la normatividad interna pues nunca ha hecho asambleas divisionales a las que está obligado, ni ha mostrado los informes financieros del manejo de cuotas.

Los quejosos y el representante del Comité de Destitución del actual sindicato, destacaron que lo más preocupante es que la empresa AUDI está interviniendo en un problema que tendría que ser netamente interno de la base obrera, recordando que previamente los trabajadores habían acusado a su sindicato de cobrar cantidades cuantiosas de dinero de manera injustificada y en agravio de la base trabajadora.

Esta situación se suma a los problemas internos de la empresa que ya se han vuelto públicos, el más reciente el del depósito de un bono  que “por error”  hizo la firma a mil 500 trabajadores, exigiéndoles posteriormente que no lo gastaran y lo devolvieran.Anticipan despido de 600 obreros en Audi

texto publicado originalmente por: MVS