Carlos Martínez Amador, director general del Colegio de Bachilleres de Puebla (Cobaep), fue denunciado ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por presionar a trabajadores, alumnos y padres de familia de esa institución para afiliarse al PRD.

Marcos Mazatle Rojas, integrante del Observatorio Ciudadano Laboral Poblano, dijo que desde Martínez Amador asumió el cargo del Colegio –antes fue diputado local perredista–, se ha dedicado a hacer uso electoral de la institución educativa a fin de inflar el padrón de ese partido.

Aseguró que tienen denuncias de que el funcionario no sólo presiona a los trabajadores docentes y administrativos del Cobaep para que cumplan con una cuota de afiliaciones perredistas, sino que también lo hace con padres de familia y alumnos.

El denunciante agregó que algunos padres han denunciado que Martínez Amador les condiciona la permanencia de sus hijos en las escuelas, a cambio de que se afilien al PRD, y que hagan lo mismo con otros familiares. Incluso, mencionó que a algunos les impone cuotas para que afilien de dos a 10 personas.

Dicha práctica en el Cobaep ya fue denunciada antes por el líder del Frente de Izquierda Progresista (FIP) del PRD en Puebla, Eric Cotoñeto Carmona, quien indicó que dentro de esa institución se han presentado 32 denuncias ante los tribunales electorales de trabajadores afiliados sin su consentimiento.

Incremento dudoso

Los dirigentes perredistas han asegurado que, de marzo a noviembre del año pasado, el padrón del PRD en Puebla se incrementó de manera exponencial, hecho que no tiene sentido porque la votación obtenida por ese partido no se incrementó de igual manera.

De 60 mil afiliados del PRD poblano en 2014, la militancia se disparó a 80 mil a mediados de 2016, pero de esa fecha a la actualidad, ya son 250 mil.

La dirigencia del partido ha advertido que representaría que 21 mil 250 ciudadanos se habrían registrado como militantes por mes, lo que equivale a 708 por día y 29 cada hora, uno cada dos minutos, en promedio.

Tanto Cotoñeto como la dirigente estatal del PRD, Socorro Quezada Tiempo, han asegurado que esta afiliación masiva al partido en el estado tiene como fin incidir en la elección interna para dirigentes, tanto estatal como nacional, y forma parte del proyecto político del ahora exgobernador Rafael Moreno Valle.

Recordó que el exmandatario pretende ser postulado a la Presidencia de la República en 2018 por una amplia coalición que incluiría al PAN, PRD y Panal. Cabe recordar que esta misma afiliación masiva ha sido denunciada por dirigentes y miembros del PAN, que también adjudican el incremento explosivo de militantes al proyecto de Moreno Valle.

Marcos Mazatle dijo que espera que la Fepade investigue si la actuación de Martínez Amador, perredista ligado al morenovallismo, es constitutiva de delitos electorales para que se ponga un alto a las presiones que han prevalecido al interior de ese instituto educativo usado como bastión político del PRD.

De hecho, indicó que existe la versión de que el ahora director general del Cobaep pretende ser el nuevo dirigente estatal del partido.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: Proceso