En este 2017, el otoño comienza el 22 de septiembre en el hemisferio norte y terminará con el solsticio de invierno el día 21 de diciembre, por lo que durará aproximadamente 902 días con 20 horas.

Durante esta temporada, también ocurre el Equinoccio, fenómeno en el que el día y la noche duran casi lo mismo por lo que en la antigüedad se creía que la llegada de esta estación marca el equilibrio en el mundo.

En verano el día es muy largo y casi no deja tiempo al periodo de descanso en la noche. En invierno, la oscuridad lo invade todo y no podemos disfrutar de las actividades al aire libre. La primavera y el otoño eran épocas de transición, siendo este último el más equilibrado de los dos.

En México es en el otoño cuando se realiza el cambio de hora para poder aprovechar más las pocas horas de luz. Pero por desgracia ese cambio de hora hace que también estemos cansados durante una temporada y suframos una especie de “jet lag” que nos afecta al sueño, a la alimentación e incluso al humor.

Texto originalmente publicado por: Union Puebla