Cinco de cada 10 infracciones de tránsito aplicadas durante el presente año con el sistema digital, correspondieron a automóviles estacionados en lugar prohibido, reveló la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM).

La estadística oficial dio a conocer que las otras dos violaciones al reglamento más recurrentes en el periodo enero-abril 2017, fueron los vehículos en doble fila y en extrema derecha.

Este modelo digital fue puesto en marcha a finales del mes de noviembre de 2015 contando hasta el momento con 35 terminales, donde el conductor tiene la facilidad de pagar al momento con el 50 por ciento de descuento siempre y cuando sea con una tarjeta bancaria, ya sea de crédito o débito, sin que sea retenida como garantía la placa o tarjeta de circulación.

Conforme a datos de la dependencia municipal han sido aplicadas en el periodo comprendido ocho mil 186 multas, de las cuales el 50.08 por ciento fueron por estacionarse en lugar prohibido.

Esto significa que una de cada dos o cinco de cada 10 sanciones fueron por este concepto, tendencia que se ha mantenido durante su implementación en noviembre de 2015.

Del resto de las cuatro mil infracciones digitales que involucran faltas como estacionarse en doble fila o en extrema derecha, también han sido por hablar por teléfono celular y conducir sin precaución, aunque en un menor porcentaje.

En el año pasado la Dirección de Tránsito municipal aplicó en total 27 mil 652 infracciones digitales, de las cuales fueron pagadas en el momento 168.

Cabe destacar que la SSPyTM no tiene previsto por el momento adquirir más equipos pues no destinó recursos dentro del presupuesto de este año, según se estableció en el proyecto presentado a regidores.

De acuerdo a datos de la dependencia bajo el mando de Alejandro Santizo Méndez, del 1 de septiembre de 2015 al 26 de enero de 2016 se aplicaron alrededor de dos mil multas digitales, cifra que fue aumentando para este año.

Es importante destacar que la multa digital no obliga al infractor a pagar con tarjeta bancaria al momento, pues en caso de no hacerlo o no tener en el momento el plástico, entonces se recibe la papeleta correspondiente dejando como garantía la placa del automóvil y pagando posteriormente en el Centro de Atención Múltiple recuperando su pertenencia.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: Marco Aurelio Mirón/El Sol de Puebla