Meteorólogos rusos alertaron que este viernes 13 de octubre habrá una tormenta magnética que afectará la Tierra.

De acuerdo con el centro meteorólogo ruso Fobos, el fenómeno es causado por la llegada de viento solar a la Tierra; se cree que el campo magnético terrestre podría tener alteraciones hasta el 15 de octubre.

Esta tormenta magnética podría provocar fallas en dispositivos electrónicos y equipos de navegación y telecomunicaciones.

Otros de los efectos es que podría impactar a personas sensibles a las manifestaciones meteorológicas.

La agencia rusa de noticias TASS reporta que desde el pasado 6 de septiembre, el Sol comenzó a emitir partículas que viajan a 680 kilómetros por segundo y chocarán contra la atmósfera terrestre.

El fenómeno, de magnitud 4 en una escala de 10, podría generar daños en las comunicaciones de aviones en vuelo con la torre de control, o en los sistemas de localización, como los GPS, que podrían dejar de funcionar u ofrecer datos incorrectos.

Texto originalmente publicado por: Poblanerías