imágenes satelitales muestran el despliegue del régimen de Xi Jinping; el ejército chino instaló nuevas estructuras en una zona elevada sobre el río Galwan

 

Infobae

 

China ha montado nuevas estructuras cerca del lugar de un mortífero enfrentamiento fronterizo con India en el Himalaya occidental, según muestran las nuevas imágenes del satélite, lo que aumenta la preocupación por nuevos enfrentamientos entre las dos potencias nucleares.

Comandantes militares indios y chinos acordaron el lunes dar un paso atrás en una confrontación que ha durado semanas en varios lugares de la disputada frontera, tras el choque del 15 de junio en el valle de Galwan, en el que murieron al menos 20 soldados indios, mientras que el régimen chino no detalló las bajas en sus filas.

Estas imágenes de satélite, que muestran la presencia de nuevas estructuras una semana después al brutal combate cuerpo a cuerpo, subrayan el riesgo de que el acuerdo para desescalar el conflicto pueda aún venirse abajo por las reivindicaciones de ambas partes sobre este árido territorio.

Las imágenes tomadas el lunes por la empresa de tecnología espacial estadounidense Maxar Technologies muestran lo que parecen ser extensas estructuras chinas en una zona elevada sobre el río Galwan.

 

China e India chocan en un campo de batalla congelado e inhóspito

 

La India dice que el área donde han surgido las estructuras está en su lado de la mal definida y no demarcada Línea de Control Real, la frontera de facto entre los dos gigantes asiáticos.

China dice que todo el valle del Galwan, situado a unos 4,300 metros, es territorio suyo y culpa a las tropas indias de desatar los enfrentamientos.

Nathan Ruser, experto en datos de satélites del Instituto Australiano de Política Estratégica, dijo que la acumulación sugería que había pocos indicios de desescalada. “Las imágenes satelitales del Valle de Galwan del 22 de junio muestran que ‘desconexión’ realmente no es la palabra que el Gobierno (indio) debería usar”, dijo en Twitter.

La nueva actividad china incluye tiendas de campaña camufladas o estructuras cubiertas pegadas a la base del acantilado, y a una corta distancia de estas estructuras, un posible nuevo campamento en construcción con muros o barricadas. No se podía ver el campamento en las fotos puestas a disposición de Reuters la semana anterior.

 

Una salvaje pelea entre las fuerzas indias y chinas en Ladakh ha dejado al menos 20 soldados indios muertos

 

En el lado indio se pueden ver estructuras de defensa que no fueron vistas en las fotos tomadas en mayo. Un puesto avanzado de la India parece haber cambiado de sitio, retrocediendo en comparación con las imágenes de hace un mes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de la India reclamó este jueves que China ha desplegado un gran número de tropas y armas, violando los acuerdos bilaterales. “En el trasfondo de la cuestión está el hecho de que desde principios de mayo la parte china ha estado acumulando un gran contingente de tropas y armamento a lo largo de la frontera LAC”, dijo Anurag Srivastava, portavoz del Ministerio, en una conferencia de prensa en Nueva Delhi, en referencia a las siglas en inglés de la Línea de Control Actual, la frontera de facto. “Estas acciones no se ajustan a las disposiciones de nuestros diversos acuerdos bilaterales”, dijo, entre ellos un tratado de 1993 que dicta que ambas partes mantendrán despliegues fronterizos limitados.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios sobre esta supuesta actividad.

Los oficiales militares indios han dicho anteriormente que vigilarán de cerca el proceso de retirada previsto y lo verificarán sobre el terreno.

“Hay un déficit de confianza en lo que respecta a los chinos”, dijo el ex jefe del ejército indio Deepak Kapoor. “Así que, si nos dicen verbalmente que están listos para retirarse, esperaremos a verlo sobre el terreno. Hasta entonces las fuerzas armadas estarán en alerta”.