Huffington Post

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, está en la Ciudad de México. Está a la espera de poder reunirse con el secretario de gobernación, Alfonso Navarrete Prida o quien lo atienda. Sigue exigiendo que le entreguen a su entidad los recursos presupuestales faltantes.

Su reclamo, insiste, tiene un trasfondo meramente político: “Es un castigo de parte del gobierno de Peña Nieto por el caso de César Duarte porque nosotros tenemos una investigación propia que afecta al PRI”, dijo Corral en el noticiero de Carlos Loret de Mola, de Televisa.

Son dos cosas las que pide Corral: que se gestione y tramite un proceso de extradición de César Duarte. El gobierno de Chihuahua puso 10 órdenes de aprehensión en contra del exgobernador, que, entre otras cosas, dice, pudo haber desviado recursos estatales a campañas del PRI. Quiere la pena máxima y la reparación de daños al herario a Chihuahua

Pide que se levante el castigo a Chihuahua. Corral insiste que las investigaciones que levantaron en contra de Duarte le han costado que el gobierno de Peña Nieto los tenga congelados, económicamente hablando. Asegura que le deben 900 mdp en su presupuesto (700 mdp son sólo de un convenio)

Hacienda es un brazo armado del PRI”

“Es insólito todo lo que ha dicho Hacienda. Son meros tecnicismos: que si les dimos el número equivocado, que se cayó la recaudación, que no hay disponibilidad financiera, que hay que platicarlo… Quisieron hacer técnica la represalia”

Corral dice que sí está abierto al diálogo e insiste: no está blofeando, está dispuesto a seguir luchando por los recursos faltantes.

Nosotros no estamos cuestionando la manera en que Hacienda opera y entrega recursos, ni cuestionamos el convenio o sus facultades. Sabemos que esto es presión del gobierno de Peña Nieto”.

El gobernador asegura que el estado de Chihuahua tiene un déficit presupuestal de ocho millones de pesos, por lo que se ‘han apretado’ el cinturón, esto es, que han hecho ahorros de mil 700 millones de pesos, lo anterior producto de los saqueos a sus finanzas, además de que también dijo que solicitaron un préstamo por mil 800 millones de pesos para salir de la bancarrota.

También indicó que saben perfectamente bien cuáles son los dos mil millones de pesos que les dio Hacienda y que su administración puede detallar en qué y cómo se usaron esos recursos y que ha demostrado tener finanzas claras, pero los recursos siguen siendo insuficientes.