Las dos Coreas viven un momento de acercamiento y distensión sin precedentes en los últimos años. Ambos países han acordado celebrar una cumbre el próximo abril en la frontera y establecer una línea directa de comunicación entre sus líderes, según ha anunciado este martes el gobierno de Seúl, que ha agregado que el régimen de Pyongyang ha abierto la puerta a renunciar a su arsenal nuclear si se garantiza su seguridad y estabilidad. Corea del Norte ha prometido suspender sus ensayos nucleares y de misiles durante la duración del diálogo intercoreano, según ha anunciado el martes un emisario surcoreano tras reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong Un, en Pyongyang. Además, Chung Eui-yong, consejero para la seguridad del presidente surcoreano Moon Jae-in, ha agregado que Corea del Norte ha expresado su voluntad de desnuclearizarse a condición de que se garantice su seguridad. El encuentro entre ambos países, que supondría la tercera cumbre de la historia entre las dos Coreas, se celebrará en la aldea de la paz de Panmunjeom, en la frontera entre los dos países, ha anunciado Chung Eui-yong. El anuncio se ha producido a la vuelta del viaje de dos días de Chung a Corea del Norte, adonde acudió como enviado de Seúl junto a una delegación que mantuvo un encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

El Sur y el Norte han acordado además poner en marcha una línea directa de comunicación entre sus dos líderes “para permitir un dialogo estrecho y la rebaja de las tensiones militares”, detalló Chung. Durante la visita de la delegación surcoreana a Corea del Norte el régimen de Pyongyang también reiteró su compromiso de deshacerse de sus armas nucleares. “El Norte expresó claramente su compromiso con la desnuclearización de la península coreana y dijo que no tendría ninguna razón para poseer armas nucleares si se garantizara la seguridad de su régimen y se eliminaran las amenazas militares contra Corea del Norte”, explicó Chung Por otra parte, Corea del Norte ha expresado su voluntad de dialogar con Estados Unidos y se ha comprometido a suspender sus pruebas nucleares y de misiles en caso de iniciar esos contactos. El régimen norcoreano se abstendría de realizar “provocaciones armamentísticas estratégicas” mientras se desarrolla ese eventual diálogo, dijo el enviado de Seúl al Norte, en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap