Este lunes, Corea del Norte confirmó un lanzamiento “exitoso” de un misil balístico de medio alcance, informó la agencia estatal de Pyongyang, que agregó que el armamento está listo para ser utilizado.

Kim Jong-Un, líder norcoreano, supervisó el lanzamiento, indicó la agencia oficial KCNA, que agregó que Kim “aprobó el despliegue de este sistema de armamento para la acción”.

Además la agencia agregó que el misil es del tipo Pukguksong-2, que utiliza combustible sólido, lo que acorta considerablemente el tiempo de abastecimiento comparado con los misiles alimentados con combustible líquido.

Corea del Norte aseguró haber probado con éxito el domingo un nuevo tipo de misil, que según analistas occidentales sería capaz de alcanzar bases norteamericanas en el Pacífico.

El misil lanzado por Corea del Norte constituyó la prueba exitosa de un nuevo modelo de cohete, aseguró este lunes la prensa estatal en Pyongyang.

La prueba estaba destinada a examinar “los detalles técnicos y las características” de un nuevo tipo de cohete, “capaz de transportar una carga nuclear grande y poderosa”, asegura KCNA.

El misil realizó la trayectoria prevista, alcanzando una altura de 2.111,5 kilómetros y cayendo a 787 kilómetros de distancia del punto de lanzamiento, “precisamente donde se quería”, agrega la agencia oficial norcoreana.

El misil se mantuvo en el aire durante una media hora, antes de caer en el mar de Japón, situado entre los dos países, según el portavoz del gobierno japonés, Yoshihide Suga.

Texto publicado originalmente por: El EconomistaInfobae