Por: Eduardo Sánchez

Para evitar que el Poder Legislativo se convierta en un ring político, la siguiente semana los representantes de las bancadas estarán firmando el Pacto de Civilidad que convoca el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Carlos Martínez Amador.

Lo anterior, tras la conclusión de las precampañas, donde se dio una guerra sucia, a pesar de que el evento iba dirigido a simpatizantes y militantes, los ánimos se desbordaron, es por ello, es que las nueve fracciones parlamentarias firmarán el pacto a fin de no caer en agresiones o descalificaciones durante las sesiones parlamentarias.

Este blindaje que realiza el Legislativo a casi mes y medio que arranquen las campañas, no implica una ley mordaza, sino el acuerdo de buena voluntad entre los legisladores, cuya finalidad es que los diputados eviten llevar temas políticos relacionados con los actos de campaña en defensa de uno u otro candidato, explicó Martínez Amador.

El diputado perredista adelantó que existe un borrador que se perfeccionará con la aportación que realicen los coordinadores de cada fracción y estará listo la siguiente semana, insistió en que si la precampaña fue de guerra sucia, la campaña la vislumbra igual, por lo que es mejor separar temas políticos de los legislativos.

Por último, adelantó que hay temas que empiezan a subir de tono, por lo que es mejor la firma de este documento, que espera, ayude a que no se genere polémica política electoral en el recinto, pues las actividades son totalmente distintas, y no tiene que haber distracciones.