Hace algunas semanas un gran número de empresas decidió retirar su publicidad de YouTube, la plataforma de vídeos de Google, al considerar que sus anuncios se mostraban juntos a otros de contenido extremista. Hoy, la polémica se centra en las copias de dibujos animados que el modo restringido no oculta y que ponen a los padres a preguntarse acerca de qué contenido están viendo sus hijos. El asunto se hizo viral luego de una denuncia en la BBC.

La periodista de New York Magazine, Laura June, fue quien se percató de inmediato de que algo iba mal cuando vio a su hija de tres años “casi aterrada” mirando un video de Peppa Pig en internet. “Nada que ver con lo que recomendarían ver una niña de tres años, pero la animación se parece lo suficiente a Peppa Pig como para que mi hija piense que es ella”, afirmó June.

Desde entonces se han desatado críticas a YouTube por alojar videos que engañan a los niños para que piensen que están viendo caricaturas populares, antes de mostrarles contenido explícito. Si bien algunos de estos videos son parodias claramente enfocadas a un público adulto, otros si son copias no autorizadas de dibujos animados originales.

Estos van desde ‘Peppa la cerda’, que muestra una imagen de la popular ‘Peppa Pig’, quién tras una mala experiencia con el dentista desencadena escenas que podrían angustiar a los niños. Algo similar ocurre con la simpática y querida niña ‘Dora la exploradora’, quien bajo el pseudónimo de ‘Dora la seductora’ visita una tabaquería y un prostíbulo, entre otros lugares nada aptos para niños, en compañía de su mejor amigo, el mono Botas.

Este es uno de los canales denunciados.

Este es uno de los canales denunciados.

Si bien YouTube está lleno de dibujos animados, es importante controlar su contenido pues en la actualidad existen cientos de estos videos inapropiados, tanto en español como en inglés, y algunos de ellos generan millones de visitas. No obstante, YouTube ha respondido que trabajará por mejorar el filtro de contenido restringido y ha sugerido utilizar la aplicación YouTube Kids, aunque “ningún sistema automatizado es perfecto”, como admiten sus creadores.

 

 

Texto publicado originalmente en: EnterCO