El sismo ya no está en las noticias, pero hay familias que siguen damnificadas: Mata Temoltzin

Por: Diego Armando Cuautle

La Universidad Anáhuac, a través del proyecto ASUA (Acción Social Universidad Anáhuac), realizará la construcción de 46 casas en beneficio de las familias que resultaron afectadas luego de los sismos del pasado siete y 19 de septiembre, dichas construcciones tendrán una inversión de 150 mil pesos cada una y participarán 1500 voluntarios.

Durante la presentación, se informó que será en la comunidad de San Antonio Alpanocan y Ocuilán, de Puebla y Estado de México respectivamente, donde se edificarán estas nuevas viviendas, mismas que constarán de 46 metros cuadrados y albergarán tres cuartos y un baño.

Al respecto, el rector de dicha casa de estudios, José Mata Temoltzin, comentó que el sismo ya no está en las noticias, pero hay familias que siguen damnificadas, sin su vivienda, durmiendo en condiciones extremas y poniendo en riesgo su salud, “por lo que, a ellas, es donde vamos a llegar”.

“Que un joven universitario, que ya es privilegiado por el simple hecho de tener acceso a la educación superior en México, tenga contacto con la pobreza extrema, es el cambio que buscamos… estamos convencidos de que, sólo apoyando, lograremos rescatar los lugares afectados y contribuir para apoyar a las personas”, agregó.

Indicó que, a casi seis meses de los sismos, “tenemos la oportunidad de celebrar el orgullo de ser mexicanos, así como de regresar la alegría y esperanza a quienes lo perdieron todo”.

Cabe señalar que, para la edificar las casas, se destinó el 25 por ciento de lo conseguido en el Sorteo Anáhuac, así como donativos por parte de la Fundación Empresarios por Puebla (FEPP), HUFF México y de la fundación Construyendo.

De acuerdo al proyecto, la construcción de estas viviendas está garantizada, por lo menos, para durar 70 años y consiste en la colocación de paneles de alta tecnología Convitec que se ensamblan, alinean y repelan.

Por su parte, Herbert o Rodríguez Regordosa, director de la FEPP, subrayó que Puebla es uno de los estados más desiguales, por lo que la fundación busca combatir la pobreza aportando a causas que sean eficientes y den resultados.