En su administración toda su familia cobraba en el ayuntamiento

 

Con Filomeno Sarmiento, quien actualmente es nuevamente candidato del PAN a la alcaldía de Cuautlancingo, floreció en su gobierno la corrupción y el nepotismo al tener a toda su familia cobrando en el ayuntamiento.

Además, desde 2013 enfrenta un proceso administrativo por parte del Congreso local por no comprobar el gasto de 84.4 millones de pesos al detectar irregularidades en la realización de obras públicas

Filomeno Sarmiento recibió una segunda oportunidad para buscar la alcaldía del PAN, tras haber sido designado como el candidato del partido, después de haber perdido los comicios electorales en 2018.

De acuerdo a versiones difundidas en redes sociales , Filomeno Sarmiento quien ya fue presidente municipal de Cuautlancingo en el periodo que va del 2011 al 2014, dejó un supuesto daño patrimonial por 200 millones de pesos.

En el 2013, el Congreso del Estado aprobó que se iniciara un Procedimiento Administrativo de Determinación de Responsabilidades en su contra para que hiciera acciones que comprobaran el gasto de 84.4 millones de pesos, esto al detectar irregularidades en la realización de obras públicas.

Entre las acciones que realizó en su estancia al frente de la administración municipal y que los habitantes le reprochan destaca el hecho de que firmó el convenio con Agua de Puebla para Todos para que el servicio de agua potable fuera manejado por la concesionaria en dicha demarcación.

Y lo que más tiene molestos a los habitantes de Cuautlancingo es que Filomeno Sarmiento querrá nuevamente incluir a toda su familia en la nómina del ayuntamiento como lo hizo cuando ya fue alcalde, situación que los vecinos del municipio no le lo van a permitir pues están seguros de no votar por el PAN, afirman en redes sociales.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA