Santa Isabel Cholula

Por Víctor Gutiérrez

Al filo de las tres de la mañana de este jueves, seis a ocho hombres fuertemente armados irrumpieron en la comandancia de la policía municipal de Santa Isabel Cholula, para someter a los tres guardias que cuidaban el lugar, y después llevarse armamento y dinero que sustrajeron del cajero automático de la financiera Banorte.

Así lo informó Antonio Arias, director de Seguridad Pública de esa demarcación, mismo quien aseguró que fue alertado del incidente por parte de los elementos adscritos a la comandancia de San Jerónimo Tecuinapan, luego de que su grupo táctico había salido una hora antes, alrededor de las dos de la mañana a recorrido de vigilancia a las escuelas, pues eran las más afectadas por la delincuencia.

Cabe señalar que el propio director narró que uno de los tres oficiales que resguardaban el lugar a la salida de otros siete a los recorridos de vigilancia, aseguró que los sujetos llegaron a bordo de dos camionetas y un auto particular, y al menos dos de los presuntos responsables lo tomaron a él por sorpresa al momento de acomodar sobre la cinta asfáltica unos conos viales.

Este guardia de seguridad dijo que vio a seis sujetos descender de las unidades, uno de los cuales lo tomó por la espalda y le asestó un cachazo en la nuca, para así tumbarlo y quitarle el arma de cargo.

Una vez sometido, lo levantaron y se dirigieron con él al interior de la comandancia, donde ya sus compañeros eran también neutralizados por los delincuentes, a quienes obligaron a replegarse en una esquina de las oficinas, donde eran vigilados por al menos dos de los capos.

El resto del comando se dedicó a saquear la oficina, llevándose fundamentalmente el armamento que reguardaban en un par de gavetas, incluyendo un rifle de asalto R-15, una Pietro Beretta de .9 milímetros, entre otras más.

Otros delincuentes aprovecharon para romper los vidiros del cajero automóatico de la empresa financiera Banorte, para después arrancarlo de la pared en la que estaba empotrada y subirla a una de las camionetas en las que habían llegado.

Hasta el momento se desconoce el monto real de lo robado, y ya se iniciaron las investigaciones correspondientes de este caso, en el que además tuvieron que atender a los policías que resguardaban el sitio, tras ser golpeados por los delincuentes y a quienes dejaron en la comandancia en una esquina amarrados de pies y manos.

Pese al operativo que se montó para tratar de dar con el paradero de los probables responsables, no se logró dar con ellos, por lo que consiguieron evadir a la justicia. Cabe señalar que entre los destrozos que causaron al inmueble en su búsqueda de lar armas y el cajero automático, los ladrones eliminaron al menos dos cámaras de vigilancia, por lo que se espera que otros aparatos de algunos locales, hayan captado algo que les permita identificar a los delincuentes.