La Suprema Corte de Justicia de la Nación, (SCJN), falló a favor de una filial de Coca Cola, para permitir la venta de bebidas azucaradas al interior de campus universitarios.

Según el máximo tribunal, no hay razón para pensar que los estudiantes no “pueden diferenciar y decidir sobre la conveniencia o no de consumirlos”.

La decisión en medio de la epidemia de obesidad y diabetes en nuestro país, es en sí desafortunada, consideró El Poder del Consumidor, una asociación civil dedicada a la defensa de los derechos de los consumidores.

Así, la filial de Coca Cola, Compañía Embotelladora Del Fuerte, puede vender sus productos, “siempre y cuando se observen las disposiciones legales (federales, locales y municipales) que correspondan”.

De esta manera, aquellas escuelas de compartan “instalaciones, aulas, lugares de recreo, esparcimiento, ejercicio o cualquier otro tipo de espacio con lugares a los que tengan acceso alumnos de educación preescolar, primaria, secundaria o media superior”, mantendrán las restricciones “en aras de tutelar el interés superior del menor”.

Esta disposición es contradictoria, señala Sin Embargo, con la declaratoria de emergencia sanitaria por diabetes y obesidad que hizo Peña Neito hace un par de meses.

 

Texto publicado originalmente en: Regeneración