El organismo autónomo también informó que hay otros 394 casos sospechosos entre la población penitenciaria, de acuerdo con el monitoreo que realiza sobre esta situación

Expansión Política

Tras cuatro meses y medio de que la pandemia del COVID-19 llegó a México, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reportó que, con corte al 14 de julio, se registran 1,739 casos acumulados de personas privadas de la libertad con la enfermedad en los centros penitenciarios del país.

De acuerdo con el Monitorio Nacional por COVID-19 que hace el organismo autónomo, también se reportan 394 casos sospechosos y 164 defunciones entre la población penitenciaria.

En un mensaje publicado a través de Twitter, la comisión detalló que los centros penitenciarios con más casos confirmados de COVID-19 se encuentran en la Ciudad de México, donde suman 1,041, y a esta entidad le siguen Puebla (201) y Jalisco (103).

De acuerdo con la comisión, en Puebla se realizó una verificación de los datos reportados por parte del estado, por lo que al día de hoy sus cifras disminuyeron, pues se hicieron correcciones. Mientras tanto, en Jalisco, 32 de estos casos positivos corresponden a personas privadas de la libertad en el Cefereso 2, El Salto.

El lunes, la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México informó de 4,863 pruebas practicadas a personas privadas de la libertad. Además, la dependencia confirmó 1,040 casos positivos de COVID-19, de los cuales, al 13 de julio, 73 corresponden a casos activos y 54 a internos que fallecieron.

Las entidades con más personas privadas de la libertad fallecidas por COVID-19 son la Ciudad de México (54 defunciones) y Baja California (33) y Puebla (25).

Mientras tanto, los casos sospechosos se concentran en la Ciudad de México (185 casos), Sonora (76) y San Luis Potosí (33). Al respecto, la CNDH apuntó que siete de los casos sospechosos en la capital y un caso positivo corresponden a prisiones militares.

 

MÉXICO REBASA LOS 311,000 CONTAGIOS Y LOS 36,000 DECESOS

 

El reporte de la Secretaría de Salud federal publicado este martes indica que los casos confirmados acumulados de COVID-19 llegaron a 311,486. Mientras tanto, la cifra de fallecimientos llegó a 36,327.

De un día a otro, el aumento de casos confirmados es de 7,051, equivalentes a 2.3%, en tanto el incremento de muertes es de 836, equivalentes a 2.4%.

 

El más reciente reporte de la secretaría se da a conocer en el día 44 desde que comenzó la llamada “nueva normalidad”, nombre que el gobierno federal ha dado a la fase en la que se busca simultáneamente ir reabriendo actividades productivas y frenando los contagios.

Esta etapa comenzó el 1 de junio y, dentro de otras medidas, implicó la elaboración de un semáforo epidemiológico que marca el nivel de riesgo en cada una de las 32 entidades.

En principio, el mapa debía actualizarse cada semana, pero el viernes pasado el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que hay inconsistencias en la información de las entidades, de manera que no aún no puede darse a conocer una nueva clasificación.

Por la mañana de este martes, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) advirtió que la crisis derivada del COVID-19 puede hacer que el índice de ingresos de los mexicanos retroceda nueve años.

A la par, la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) reportó que México es el quinto país en el mundo con más muertes entre el personal de salud, en el contexto del combate a la actual pandemia.