Debido al desabasto de energético, al momento se tienen cerradas 150 de las 550 estaciones de gasolina con que cuenta la Organización Nacional de Expendedores del Petróleo (Onexpo) en el estado, informó su presidente Francisco Rafael Zorrilla.

Zorrilla confió en que al concluir la semana la situación de suministro se regularice en lo que se refiere a la Magna y diésel, pues en el caso de la gasolina Premium está completamente agotada.

Asimismo indicó que el mayor problema se vivirá a lo largo del año con la liberación de los precios de la gasolina, pues en la zona centro se seguirá dependiendo de Pemex y con las condiciones actuales, la paraestatal no tendrá la capacidad para el abasto, lo que anticipa el cierre a mediano plazo de aproximadamente el 15 por ciento de expendios existentes.

Texto publicado originalmente en: El Financiero

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA