Ahora se trató de un empresario que fue detenido sin una orden de aprehensión cerca de Las Hadas

Exclusivas Puebla

Inaudito, por segunda ocasión, una persona es arrestada y acusada de delitos que nunca cometió por parte de agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE), que no está corroborando la identidad y ubicación real de los delincuentes.
Luego de que se diera a conocer sobre el error enorme que cometieron agentes ministeriales al detener y golpear a un ciudadano de origen Alemán en Chedraui Selecto de Lomas de Angelópolis, ahora los flamantes investigadores de la Fiscalía arrestaron por error a un empresario bajo los cargos de fraude y robo a una tienda.

José Miguel Vargas, un hombre dedicado a la cocina económica, relató a algunos medios de comunicación que el pasado 28 de abril, justo cuando se dirigía a su negocio, ubicado en la avenida 15 de Mayo, casi esquina con el bulevar Hermanos Serdán, fue abordado por cuatro agentes ministeriales, que sin presentar la orden correspondiente, lo detuvieron junto con un familiar de él, para obligarlo a subir por la fuerza a una unidad oficial, que esta vez si estaba rotulada con el logotipo de la Fiscalía.

Cabe mencionar que estos hechos fueron registrado por varios testigos que de inmediato avisaron a los familiares de la víctima de plagio, por lo que ellos empezaron a buscarlo rápidamente para saber de qué se trataba, pues temían que el empresario haya sido secuestrado en la realidad.

La víctima, relató que ya en la unidad oficial, los agentes ministeriales, entre ellas, una mujer, lo estuvieron interrogando sobre los hechos ocurridos en el robo a una zapatería o de un fraude cometido en agravio de los dueños de ese negocio.

Sin embargo y a pesar de que negó toda relación con el acto delictivo, los agentes lo trasladaron a sus instalaciones para posteriormente canalizarlo a uno de los separos.
Pero la sorpresa para el empresario fue mayor, cuando al ser depositado en una de esas celdas, le dijeron que se tranquilizara y fuera preparando para un interrogatorio mayor, pero sin pasar más de 15 minutos, José Miguel fue liberado inmediatamente.
Uno de los agentes que lo detuvo, fue a verlo a la celda para informarle que todo había sido una confusión y le pidió disculpas, para inmediatamente sacarlo de ese lugar y llevarlo a donde le habían quitado sus cosas.

Una vez fuera, pudo comunicarse con su familia, y ahora libre busca al igual que el alemán proceder en contra de la Fiscalía, que en menos de una semana ha cometido dos sendos errores, por fallas en sus procedimientos de investigación que tiene que ver con la identificación de los delincuentes y su posterior ubicación.

Luego de haber dado a conocer sobre estos hechos en su cuenta de twitter, autoridades de la FGE se comunicaron con él, al parecer para asesorarlo legalmente en su trámite contra malos servidores públicos.

Cabe mencionar que es el segundo error del personal de la Agencia Estatal de Investigación, a cargo del recién llegado Gerardo Mejía Granados