Aunque muchas personas lo nieguen los celos siempre existen y, a veces, de manera inocente

Por: Eduardo Romero

Un tema difícil de tratar en la época actual es precisamente los celos ya que muchas parejas, familias, incluso amistades suelen padecer de este tipo de situaciones, mismas que pueden llegar muy lejos o, avece, pasan desapercibidas por la negación de su existencia.

La psicóloga Felicitas Heyne -psicóloga y autora de diferentes libros en la misma rama- opina: “Los celos son considerados un signo de inmadurez. Se supone que sólo sienten celos las personas inseguras”.

Aunque muchas personas están de acuerdo con ello, otras no tanto, ya que son hechos que llegan a ocurrir de una manera normal y conforme el ser humano evolicona estoslo acompañan, así piensa Heyne: “Los celos están inscritos en nuestros genes”

Siguiendo la línea anterior, los hombres buscan fidelidad por parte de su pareja en una relación simplemente por la importancia que tiene el concepto de descendencia para ellos, mientras que las mujeres no aceptan que su pareja sentimental sea feliz con otras por miedo a terminar la relación.

Los celos van implicados no sólo en relaciones amorosas, sino también en relaciones afectivas de los menores cuando el niño observa cómo sus padres cargan y ´apapachan´ a otro niño, éste comienza a llorar por el miedo de perder a quien lo ama, por lógica, no es posible que un bebé sea una persona enferma, sino que es parte de la naturaleza.

Se puede seguir avanzando con esto, incluso con las mascotas quienes también llegan a sentirse celosas por otra que llega al hogar, simplemente es naturaleza.

 

También son una alerta roja a que algo anda mal en la relación…

 

No todos los celos son malos, sino también podrían considerarse como una prueba clara de amor que emite una alerta de que algo anda mal y, si siguen igual, podrían poner fin a la relación en un corto tiempo

“La idea es que uno es la única para la pareja, los celos surgen cuando este pacto no se cumple”, dice el psicoterapeuta Wolfgang Krüger.

Si las mentiras se hacen presentes, con obvias razones comenzará la desconfianza cuando el afectado lo descubra; pero muchas personas llaman prácticamente “Enfermos” a los que padecen de celos por su desconfianza que nació por un acto de traición.

 

“El que dice una mentira no sabe que tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de la primera”         

                                                                                                                     -Alexander Pope

La falta de atención en la relación puede hacer que los celos crezcan poco a poco hasta llegar a la violencia emocional y física, por lo que se recomienda que las parejas hablen de sus incomodidades para realizar un balance entre los dos.