La liberación de Puebla el 2 de abril de 1867 significó la victoria del gobierno del presidente Benito Juárez, sobre los ocupantes que servían al imperio de Maximiliano de Habsburgo, hecho que permitió la restauración de la República, resaltó José Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla.

Durante la ceremonia de entrega de la Gran Orden “Victoria de la República” a la cual asistió subsecretario de la Defensa Nacional, Gilberto Hernández Andreu, indicó que ante los momentos que vive el México del siglo XXI, partidos políticos, gobierno y sociedad deben dar un paso a una lucha diferente basada en el diálogo honesto y abierto a la inclusión, así como a la tolerancia.

“Hoy 2 de abril celebramos 150 años de la liberación de Puebla, por su importante significado histórico constituye uno de los capítulos más gloriosos de la segunda mitad del siglo XIX, en la memoria colectiva está viva la heroica hazaña del reorganizado Ejército de Oriente encabezado por el general Porfirio Díaz”, destacó.

Por su parte, Diódoro Carrasco, secretario general de Gobierno señaló que hace 150 años Puebla fue escenario de una gesta, que sin duda podría considerarse como una segunda independencia, la guerra contra el imperio de Maximiliano.

Agregó que “150 años después con ejemplo de las generaciones que defendieron la soberanía y las libertades, los mexicanos del siglo XXI libramos nuestras propias luchas”. Enfatizó que la paz es un pacto que construye puentes de acuerdo y respeto, y nunca muros de fanatismo y de odio, así como este día se celebra el triunfo del Ejército Republicano se rinde homenaje a las fuerzas armadas fieles herederas de aquel Ejército.

Reiteró que hoy se celebra un aniversario muy especial la más notable acción de guerra contra el imperio, en la toma de Puebla de 1867.

 

 

Texto publicado originalmente en: 20 Minutos