Con nostalgia recordó que fue en la pasada gestión de Lalo cuando llegó a Catastro, ahora esa etapa ha terminado

 

Carolyne Rodríguez|@carolyne_rb

 

Pese a que el día de ayer, el titular de la Secretaría de Administración, Bernardo Arrubarrena García, aseguró que no habría despidos injustificados, en el Catastro ya hay una víctima de la rasurada hecha por parte de la administración de Eduardo Rivera Pérez.

Una persona identificada como José Alejandro, quién, tras 10 años de servicio, se despidió con un emotivo mensaje del Catastro, a donde llegó justamente cuando Rivera Pérez fue presidente municipal por primera vez.

“10 años pueden ser muchos o pocos, depende qué estemos midiendo con estos años, si fuera la edad de un niño serían pocos, si fuera un aniversario luctuoso seguramente serían muchos para los familiares de aquel que se fue, en mi caso, son 10 años de “vivir” Catastro, de haber llegado a empezar una de las experiencias más gratificantes que mi vida profesional ha tenido. Aprendí y traté de aportar, quise siempre hacer algo, dejar una huella, crecer, formar y alentar”, escribió en su cuenta de Facebook.

Asimismo, destacó que durante su paso por la dependencia municipal tuvo importantes logros.

“Si estuviéramos hablando de un palmarés, hoy tengo el orgullo de decir que fui parte de todos estos logros:

1er. Catastro Multifinalitario Armonizado en el país (2012).

  • Recuperación de 10 MDP a fondo perdido del Programa de Modernización Catastral que promueven Inegi y Banobras (2015).
  • Único Catastro en el país que ha certificado en la Norma ISO 9001 el total de su operación (primero en la versión 2008 y actualmente en la 2015), además de la 37001
  • 2 Premios Internacionales (Microsoft 2015 y “Latin America Geospatial Excellence Award” 2016)
  • 2 Premios Nacionales (Gobierno y Gestión Local –CIDE- y Uso de Tecnologías de la Información -CIDE-Indetec 2015)
  • 4 Premios SIGSA – ESRI
  • Menciones especiales en Informe “Doing Business México”, Ediciones 2014 y 2016.
  • Publicado como caso de éxito en el “Índice de Competitividad Urbana 2016” (Instituto Mexicano de la Competitividad 2016)”, detalló.

Finalmente, indicó que se despidió de la dependencia con nostalgia y que iniciará de nuevo.

“Ayer dejé de pertenecer al Catastro Municipal, la aventura terminó, y aunque tengo una enorme nostalgia por tantos recuerdos, hoy sé que vienen cosas buenas, hoy sé que puedo volver a empezar, hoy sé que la nueva aventura que me traiga la vida me hará más fuerte. Catastro, gracias por 10 años maravillosos, gracias por todo, nos vemos luego”, concluyó.