Huffignton Post

La nueva presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, aseguró que también será importante modificar lo que el partido representará y los mecanismos de participación para la militancia. La nueva dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, señaló que una de las opciones que están sobre la mesa para la refundación del tricolor, es cambiarle el nombre. No obstante, agregó otra parte importante será modificar lo que representarán y los mecanismos de participación para la militancia. Así lo dijo Ruiz Massieu en entrevista con Reforma, al aseverar que aspira a construir un partido de centro izquierda cercano a la socialdemocracia. Dicha posibilidad ya ha generado polémica entre los priistas, pues mientras unos se han pronunciado a favor porque esto implicaría una nueva identidad que se acompañe por causas y principios que conecten a la ciudadanía; otros consideran que no es necesario cambiar las siglas sino revisar los estatutos y reestructurar al partido. Una de las voces entrevistadas por el diario es la diputada federal, Mariana Benítez, quien consideró que el eventual cambio de nombre del partido político debe acompañarse de un proceso de reflexión en el que participen los priistas de todas las generaciones y no se limite sólo a reuniones protocolarias. Hay hartazgo de la política, pero del partido también. Ahorita, lo importante es llegar a un consenso.