Unas 31 personas han muerto, mientras varias centenas siguen desaparecidas

Huffignton Post

A medida que los incendios forestales siguen causando pérdidas en ambos extremos de California, las autoridades publicaron otra sombría estadística: otras seis personas murieron en una franja del norte de California, elevando el número de decesos en la zona a 29, que igualó al más mortal registrado en la historia de esa región de Estados Unidos. Otros incendios en el sur del estado dejaban al menos otro dos fallecidos. Un total de 31 muertos. Diez equipos de búsqueda trabajaban en el Paraíso, una ciudad de 27 mil habitantes incinerada en gran parte la semana pasada, y en las comunidades aledañas en las laderas de Sierra Nevada. Las autoridades pidieron la colaboración de un laboratorio de ADN y equipos de antropólogos para ayudar a identificar a las víctimas. En todo el estado, 150 mil personas siguen desplazadas mientras más de 8 mil equipos de bomberos luchan contra los incendios forestales que han arrasado más de 1,035 kilómetros cuadrados.

“Es solo una receta para la destrucción”, dice el jefe de bomberos sobre las condiciones en las líneas del frente de los incendios de California. Y a pesar de los esfuerzos de los bomberos, el presidente Donald Trump aseguró que la “mala gestión” es la culpable de los incendios forestales que se han desatado. En un tuit desde París el sábado temprano, Trump dijo: “No hay razón para estos incendios forestales masivos, mortales y costosos en California, excepto que la gestión forestal es muy deficiente”. Y amenazó: “Re medien ahora, o no habrá más recursos federales”. No ofreció condolencias por las personas que murieron en las llamas y no explicó cómo creía que la gestión forestal estaba siendo mal administrada por las autoridades estatales. Tampoco está claro exactamente qué fondos federales amenazó con retirar. El humo se extiende a través del valle cerca de Skyway en Chico, California, el 11 de noviembre de 2018. La leyenda del rock Neil Young, quien perdió su hogar en los incendios forestales que barrieron el área de Malibu, arremetió contra Trump por negar la ciencia del clima. Young criticó a “nuestro llamado presidente”, diciendo que la verdadera razón no era la mala gestión, sino el cambio climático, un tema del que Trump siempre ha rechazado. “Los fenómenos meteorológicos extremos y nuestra prolongada sequía son parte de ello”, escribió Young en su sitio web, y agregó: Nuestras temperaturas son más altas que nunca que en nuestro verano más caluroso registrado antes.

Eso no ha ayudado. DT parece ser el denier. (Me estoy conteniendo y no uso la palabra mentiroso solo porque rima con denier). Realmente es hora de un ajuste de cuentas con este líder no apto. Tal vez nuestro nuevo Congreso pueda ayudar. Seguro espero eso. “Los bomberos nunca han visto algo como esto en sus vidas”, escribió Young. “Escuché eso en innumerables ocasiones en los últimos dos días, y perdí mi hogar antes en un incendio en California, ahora otro”. Añadió: Imaginen a un líder que desafía la ciencia, diciendo que estas soluciones no deberían ser parte de su toma de decisiones en nuestro nombre. Imaginen a un líder que se preocupa más por su propia opinión, más conveniente que por las personas que dirige. Imagina un líder no apto. Ahora imagina uno en forma El Camp Fire, contenido en un 25%, ha arrasado casi por completo Paradise, de 26 mil habitantes, a unos 280 kilómetros al noreste del área de la bahía de San Francisco, donde desde el jueves se mantiene activada la alerta roja por la mala calidad del aire a causa del humo proveniente del incendio. Este incendio es de los más mortíferos que jamás haya experimentado el estado más poblado de Estados Unidos, junto con el de Griffith Park en Los Ángeles en 1933 (29 muertos) y el de Oakland Hills en 1991 (25 fallecidos).

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA