Este domingo los padres de Adriana Morales de Florencio, la estudiante de la BUAP desaparecida en Bonaire mientras trabajaba en un crucero, viajarán de Venezuela hasta dicha isla tras el hallazgo de un cadáver con características similares a la de la joven, hallazgo por el que una persona está detenida.

Un par de tatuajes en el brazo y hombro derecho son los principales indicios que tienen las autoridades locales en Bonaire para pensar que se trata de la poblana de 23 años de edad, sin embargo serán los padres quienes confirmen su identidad, según informó el portal Live99 FM.

Al respecto, el hermano de Adriana informó que este domingo sus padres viajarían hasta la isla holandesa para hablar con las autoridades locales y saber si el cuerpo pertenece a Adriana, como se especula.

Habría un detenido

La misma fuente señala que una persona con iniciales R. S. está detenida por las autoridades por su presunto vínculo en el homicidio de la mujer hallada en un paraje de la zona conocida como Playa Grande, en Bonaire.

Además, como parte de las diligencias se han asegurado un vehículo y un arma de fuego, siendo los únicos detalles que se conocen del caso pues las condiciones en las que fue hallado este cuerpo no se han difundido.

De este modo serán los padres de Adriana quienes más tarde confirmen si ambos casos están relacionados para así poder iniciar los trámites correspondientes, ya sea para la repatriación o para continuar con su búsqueda.

 

 

Texto publicado originalmente en: e-consulta