Ante la claridad de que el PRI no podrá levantar y, por ende, se antoja difícil su triunfo, tengo dos escenarios que me gustaría compartirles. Antes de hacerlo, hay que tener claro algo, ningún candidato hoy en día despreciaría la capacidad operativa que tiene este partido, ya que esto, podría significar ganar o perder. Ahora bien, los escenarios que yo veo son:

1.- El PRI apoyará a Morena para que AMLO llegue a la presidencia.

2.- El PRI respaldará al Frente para que gane Anaya. ¿Cuáles deben ser las interrogantes que nos debemos hacer para conocer la respuesta?

1.- ¿Pactarán como un sólo bloque, o cada gobernador y grupo lo hará por separado?

2.- Si es por separado, cada actor tendrá que buscar su beneficio mayor. Si es por bloque, habrá que pensar si habrá disciplina o no la habrá el día de la elección.

3.- ¿Qué rol jugará Meade ante esta realidad?

 

4.- ¿Qué actores tiene Anaya y AMLO que pueden fungir como puentes con estos bloques mencionados?

5.- En este momento, es mucho más caro aliarse con AMLO que con Anaya, porque el primero sabe que las tiene de ganar, por eso habrá que pensar: ¿Qué le ofrecerían estos bloques al primero, si es que decidieran apoyarlo, a cambio de tener algo el próximo sexenio?

Muchas dudas, de las cuales, en menos de dos meses, tendremos respuestas.