El presidente electo señaló que es “muy probable” que los empresarios participen en la construcción del aeropuerto en Santa Lucía

Huffignton Post

El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, señaló que lo que está invertido en Texcoco son casi 60 mil millones de pesos. El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, acordó con los contratistas del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco finiquitar los contratos y les prometió que su futura administración buscará cómo darles un volumen de obra similar al que tenían en esta. Los contratos con ellos los vamos a finiquitar de conformidad con lo que marca la ley, vamos a pagar la obra que no se ha gastado, vamos a pagar los gastos recuperables, vamos a ver también cómo vamos aprovechar lo que ya está”, López Obrador. López Obrador afirmó que los empresarios fueron respetuosos de la decisión de cancelar la construcción en Texcoco, que se encuentran “bien y de buenas”, que se portaron a la altura de las circunstancias, y que de parte suya no hay ninguna denuncia legal ni amparo. Será desde este martes cuando se comenzarán a ver opciones para continuar con las diferentes obras.

De acuerdo con el mandatario electo, es muy probable que participen en Santa Lucía, aunque también otras opciones de obra son las que se harán en el aeropuerto de Toluca y “lo que se tiene que seguir haciendo en el lago de Texcoco, son sobre todo obras hidráulicas”, ya que se va a mantener este lago. Todo esto fue lo que se habló en los mejores términos, se portaron muy bien, les diría que, de manera muy comprensiva, responsable al cien”, dijo el presidente electo de México. En la reunión estuvieron los empresarios Héctor Ovalle, Antonio Gómez en representación de Carlos Slim, Hipólito Gerard, Carlos Hank Rhon, Alberto Pérez Jacome y Guadalupe Phillips, entre otros. De parte del equipo de López Obrador estuvieron Alfonso Romo, Carlos Urzúa y Javier Jiménez Espriú. El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, explicó que lo que está invertido en Texcoco son casi 60 mil millones de pesos “y nosotros estimamos que, entre los gastos no recuperables, no lo sabemos con certeza, pero estimamos que puede ser 25, 30, máximo 40 mil millones de pesos”. Reiteró que se pagará toda la obra que no se haya pagado. No hay ninguna penalización ni hay ninguna fianza, el gobierno no acepta penalizaciones a los contratos; cuando hay una suspensión de una obra por causa de interés público no hay penalizaciones, lo que sí hay es el cumplimiento de los compromisos; es lo que quedamos”, Javier Jiménez Espriú.